buscar noticiasbuscar noticias

Muere "El Señor de los Elotes"; lo sepultan en su tierra

Don Joaquín se hizo viral cuando no vendía nada y un joven compartió su foto en redes; nieto refiere que su abuelo le dejó una hermosa lección de vida

En un ambiente totalmente familiar, y de manera tranquila, se llevó a cabo la velación del cuerpo de Don Joaquín Mendívil, mejor conocido como "El Señor de los Elotes", quien se hiciera famoso en redes sociales por tocar los corazones de mucha gente con la venta de elotes.

Al lugar, en Amado Nervo No. 508, entre Pedro Moreno y Ramón Corona, en la colonia Deportiva, en una vivienda humilde, acudieron familiares y amigos para despedir al hombre que en febrero del siguiente año iba a cumplir los 85 años de edad.

Muere "El Señor de los Elotes"; lo sepultan en su tierra
PUBLICIDAD

Al lugar, en Amado Nervo No. 508, entre Pedro Moreno y Ramón Corona, en la colonia Deportiva, en una vivienda humilde, acudieron familiares y amigos para despedir al hombre que en febrero del siguiente año iba a cumplir los 85 años de edad.

PUBLICIDAD

Don Joaquín falleció apenas el viernes 17 de diciembre, víctima de un cáncer de páncreas que lo aquejaba desde hace tiempo, compartió un familiar a Diario del Mayo.

A las 10:00 de la mañana de este sábado, el cuerpo de "El Señor de los Elotes" fue trasladado a El Chinal, Álamos, de donde era originario, para ser sepultado en el Panteón de la localidad junto a su esposa, fallecida hace 15 años.

Todavía la madrugada de este sábado, Hiram, el joven que se encargó de dar a conocer la historia de Don Joaquín, acudió junto a otras personas al velorio para despedirlo con música.

El hombre estuvo internado en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Ciudad Obregón, por cáncer de páncreas, enfermedad que venía mermando su salud desde hace algún tiempo.

imagen-cuerpo

A pesar de las molestias que le provocaba el padecimiento y la vejez, seguía vendiendo elotes en la esquina del bulevar Sosa Chávez y calle Pedro Moreno, en la colonia Deportiva, donde se hizo amigo de muchos de sus clientes.

Descanse en paz, Don Joaquín Mendívil.

SU ABUELO DEJA UNA HERMOSA LECCIÓN DE VIDA

"Hasta el último suspiro de su vida, con su enfermedad y vejez, mi abuelo siguió trabajando en la venta de elotes, lo cual me deja una gran enseñanza", expresó José Carlos Mendívil Félix.

El nieto de Don Joaquín aseguró que su abuelo se dedicó alrededor de 40 años a vender elotes por las calles de Navojoa, ciudad que lo adoptó.

Comenta que en el rancho sembraba y criaba ganado, pero cuando llegó la repartición de tierras después de la década de los 90, se quedó sin patrimonio, por lo que tuvo que dejar su terruño, junto a un hermano, para buscar nuevas oportunidades en la Perla del Mayo.

Asegura que gracias a que un muchacho publicó una foto de su abuelo vendiendo elotes en un triciclo, rápidamente la publicación se volvió viral en las redes sociales, al tocar el corazón de cientos de personas, al darse cuenta que Don Joaquín no había vendido nada.

"A nombre de la familia, quiero agradecer a todas las personas que ayudaron a mi abuelo, porque hasta el último momento de su vida, se fue con una sonrisa, con esta bonita acción le aligeraron un poco la carga pesada que traía, por su edad y su misma enfermedad. Cuando menos se olvidó un poco de sus problemas y sus achaques," mencionó José Carlos.

El joven, quien tiene 26 años de edad y es licenciado en Administración de Empresas, asegura que su abuelo le deja la enseñanza de echarle ganas a la vida, "porque mi tata, a sus 85 años de edad, seguía trabajando en silla de ruedas y hasta el último suspiro de su vida".

A don Joaquín Mendívil  le sobreviven cuatro hijos, tres de los cuales viven en Navojoa y uno en Ciudad Obregón.


PUBLICIDAD