buscar noticiasbuscar noticias

Preso se traga celular y tiene que ser intervenido

El sujeto sufrió una obstrucción intestinal al grado de casi perder la vida, además, confesó que no era la primera vez que lo hacía

Un hombre identificado como Mohamed "N", de 36 años de edad, el cual se encuentra recluido en una prisión de Asuán, Egipto, fue intervenido de emergencia para sustraerle un teléfono celular del estómago.

El reo empezó a aquejar de fuertes dolores intestinales argumentando desconocer las causas, hasta que los doctores le realizaron una tomografía que reveló el objeto extraño en su interior, por lo que tuvo que confesar que seis meses antes se había tragado el dispositivo de comunicación para evitar que los guardias se lo confiscaran.

Preso se traga celular y tiene que ser intervenido
PUBLICIDAD

El reo empezó a aquejar de fuertes dolores intestinales argumentando desconocer las causas, hasta que los doctores le realizaron una tomografía que reveló el objeto extraño en su interior, por lo que tuvo que confesar que seis meses antes se había tragado el dispositivo de comunicación para evitar que los guardias se lo confiscaran.

PUBLICIDAD

El celular era utilizado por el preso para realizar llamadas al exterior del penal y cuando se acercaba la revisión de las celdas envolvió el aparato dentro de un plástico para luego tragarlo, práctica que realizaba con frecuencia para ocultar el teléfono y después simplemente esperaba a que la naturaleza hiciera lo propio.

Declaró que normalmente el proceso para recuperar el celular tardaba alrededor de dos días, pero en esta ocasión no fue así y como al principio esto no representó molestia alguna, continuó realizando su vida con normalidad.

Asimismo agregó que el siguió ingiriendo sus alimentos sin problema y realizando sus necesidades fisiológicas sin problemas, simplemente el teléfono no aparecía, hasta que al paso de los meses iniciaron los achaques que se volvieron cada vez más insoportables por lo que solicitó el apoyo médico.

Uno de los galenos que atendió el caso explicó que el cuerpo extraño le pudo haber ocasionado una inflamación grave de los intestinos y haber acabado con parte de ellos extirpados o incluso provocarle la muerte, debido a la obstrucción.


PUBLICIDAD