buscar noticiasbuscar noticias

Culpable, enfermero que mataba a pacientes inyectándoles aire

El asesino serial atacaba a pacientes que habían sido operados del corazón y tras ser declarado culpable, se espera su sentencia

William George Davis, el enfermero de Texas acusado de asesinar a pacientes que habían tenido una operación de corazón inyectándoles aire, fue declarado culpable y esta semana comenzará la fase de sentencia.

El enfermero fue acusado de matar al menos a siete personas en el Christus Trinity Mother Frances Hospital, de Tyler, Texas, donde trabajó durante cinco años en el último turno en el área de cuidados cardiovasculares intensivos.

Culpable, enfermero que mataba a pacientes inyectándoles aire
PUBLICIDAD

El enfermero fue acusado de matar al menos a siete personas en el Christus Trinity Mother Frances Hospital, de Tyler, Texas, donde trabajó durante cinco años en el último turno en el área de cuidados cardiovasculares intensivos.

PUBLICIDAD

Fue entre junio de 2017 y enero de 2018, cuando William George Davis, de 37 años, inyectó a los pacientes que habían salido de delicadas operaciones cardiacas.

El hombre fue grabado por las cámaras de seguridad del hospital cuando ingresaba a los cuartos de los pacientes y después de su visita su salud empeoraba, hasta que perdían la vida.

Entre los enfermos estaba Christoper Greenway, de 47 años, que luego de la visita de Davis sufrió muerte cerebral y murió dos días después.

Tras presentarse varios casos similares, el Departamento de Policía de Tyler fue notificado por personal del hospital en febrero de 2018, pues ya había sospecha sobre Davis, pues en los reportes de los pacientes que empeoraban, William Davis era el enfermero en turno.

Una semana después de la denuncia a las autoridades, Davis fue despedido del nosocomio y se le suspendió la licencia de trabajo; fue arrestado en abril de 2018 y está en espera de su juicio de sentencia, que se espera inicie esta semana, tras ser declarado culpable de los asesinatos.

Según declaraciones de médicos que participaron en el juicio, aplicar inyecciones de aire en el sistema arterial dl cerebro puede causar la muerte. En los cadáveres de las víctimas, mediante escáneres, se encontró aire en el cerebro.

Aunque los abogados defensores alegaron que Davis solo estuvo en el lugar equivocado cuando ocurrieron las muertes, los fiscales afirmaron que desde que el hombre fue despedido del hospital no se presentó ningún caso similar.


PUBLICIDAD