buscar noticiasbuscar noticias

Un Grinch con "buen corazón"

Ayudó a una abuelita de 103 años a vender sus productos para que se fuera a su casa a descansar

Por unas horas un "Grinch" se volvió el más solidario y noble de todo Navojoa. Alondra Palomares se vistió de este personaje para ayudar a la señora Lucía Sombra a vender sus nopales, limones y chiltepines sobre la calle No Reelección y Rayón, en la colonia Centro.

Con un traje rentando, la joven estudiante se propuso sorprender a los automovilistas que transitan por esta calle para invitarlos a que se sumaran a una noble causa, la de hacer que la mujer de 103 años recién cumplidos se fuera a su casa a descansar.

Un Grinch con buen corazón
PUBLICIDAD

"Me nació hacer esto porque la señora tiene más de 100 años y sigue trabajando, lo cual es un ejemplo para todos los jóvenes. Además, que estamos en pandemia y se supone que las personas de la tercera edad deben estar resguardados en casa por su vulnerabilidad a contraer el virus," expresó la joven.

Comenta que junto a su amigo Francisco iniciaron a las 10:00 a vender bolsitas de nopales, limones y chiltepines, hasta las 13:00 horas.

"La verdad, la señora es un ejemplo para todos nosotros que tanto nos quejamos; vine primero hablar con ella para decirle lo que quería hacer para ver si aceptaba, a lo cual, le dio mucho gusto,"

 compartió.

Asegura que, al saber de las intenciones, Lucía Sombra se alegró y le dio gusto que alguien en estos tiempos de pandemia le brinde un poco de ayuda.

"Aquí estoy con este traje súper pesado y con mucho calor, pero la buena intención es lo que importa," mencionó.

Alondra dijo que admira a la señora Lucía Sombra, ya que a sus 103 años de vida siga teniendo energías para trabajar en los semáforos. 

"Lo que me gusta de ella es que no pide dinero como mucha gente lo hace, mejor vende sus cositas, claro lo ideal sería que ya trabajara, pero me supongo que eso la mantiene de pie y con vida," aseguró.

La joven estudiante de la Universidad Estatal de Sonora (UES), plantel Navojoa, invitó a los navojoenses a poyar a los adultos mayores. 

"Diez pesos se van súper rápido en otras cosas, si no les gustan los nopales o lo que vende la señora Lucía Sombra, se lo pueden regalar a alguien que en verdad si ocupa," recomendó. 

Alondra Palomares descubrió que en esta ciudad existen muchos "Grinch", ya que muchos de los que viajaban en los automóviles no la volteaban a ver, algunos más volteaban la cara y otros simplemente subían el vidrio.

imagen-cuerpo