buscar noticiasbuscar noticias

Sobrevivir al Covid como invidente es un reto

Denisse Robles

Durante la pandemia del Covid-19, pasaban hasta dos semanas y don René no vendía ni siquiera una escoba. Ha sido difícil, pero es hombre de trabajo y espera curarse de sus lesiones para salir a las calles y trabajar.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Denisse Robles

Durante la pandemia del Covid-19, pasaban hasta dos semanas y don René no vendía ni siquiera una escoba. Ha sido difícil, pero es hombre de trabajo y espera curarse de sus lesiones para salir a las calles y trabajar.

René Burgos es un adulto mayor, invidente y tiene tres hijos que afortunadamente lo apoyan, pero afirma que le gusta ganarse el sustento diario por eso él sigue trabajando como de costumbre.

El 8 de septiembre de 2019, don René y su esposa Arcelia Cárdenas Trujillo, cuando iban a la tienda de la esquina de su casa, fueron atropellados; él la empujaba en su silla de ruedas para llegar, desafortunadamente la mujer de su vida no sobrevivió a las lesiones.

"Ya está por cumplirse un año desde que paso ese accidente, falleció mi esposa, teníamos 51 años de casados, estuve muy grave en el hospital, salí a la semana y de ahí para adelante. Me quitaron el yeso, los puntos en la cabeza, estoy esperando se mejore mi clavícula derecha para salir a vender mis escobas y trapeadores a la calle, es lo que sé hacer", comentó.

Don René relató que todos los días su esposa Arcelia lo esperaba en la puerta de su casa ya que iba a llegar de vender trapeadores, le pegaba el grito, ya que al no ver el camino se pasaba de su vivienda sobre la calle Dos, en la colonia Jesús García.

Dijo que aún extraña a su Arcelia, pero que comprende que la vida es prestada y acepta que se encuentra en un mejor lugar, así que trabaja para seguir disfrutando la vida.

René vive con un hijo, quien le ayuda a cocinar y atenderlo, este también sale todos los días a trabajar así que espera en su casa a que las personas lleguen a comprarle escobas, trapeadores y recogedores, afortunadamente la venta ha mejorado desde hace unas semanas pues una publicación del señor se hizo viral.

El señor comentó que no pide nada regalado, el vende sus productos de limpieza y quienes quieran apoyarlo pueden acudir a su domicilio a comprarle.

"La vida es muy bonita, por la gente que te quiere, por la gente que te apoya, hay que vivirla", puntualizó.


PUBLICIDAD