buscar noticiasbuscar noticias

Se inconforman por cierre del Rio Mayo  

Vendedores ambulantes y vecinos de Pueblo Viejo se inconformaron con autoridades municipales por el cierre del Rio Mayo para el periodo vacacional de Semana Santa

Poco más de 30 personas que se dedican a la venta de cocos, raspados, tostitos, paletas frías, elotes, comida y que instalan juegos inflables durante estos días, reprocharon la decisión que tomó el

 Ayuntamiento. 

Se inconforman por cierre del Rio Mayo  
PUBLICIDAD

Jesús Sarabia, quien tiene un puesto de cocos en el rio, lamentó que elementos de la Policía Municipal estén prohibiendo el acceso de los vacacionistas y paseantes, cuando en otros municipios del

PUBLICIDAD

 sur de Sonora las autoridades han mostrado mayor empatía con las personas que ocupan trabajar después de un año de pandemia por el Covid-19. 

"Quiero comentar que la alcaldesa María del Rosario Quintero Borbón estuvo la semana pasada para inaugurar un puesto de comidas tradicionales en el rio Mayo. Aquí le dijo a la gente que iban a dejar  el acceso libre en Semana Santa, pero finalmente todo se quedó en puras promesas," refirió. 

Dijo que las autoridades han sido muy contradictorias en el manejo de la pandemia, pues cuando la situación era más crítica, se realizaban eventos públicos con la presencia de muchos funcionarios,

 exponiendo a la gente, sobre todo a los niños. 

"Ahora que la situación es diferente donde los contagios y defunciones han ido a la baja y que ya se aplicó la primera dosis anticovid a los adultos mayores de 60 años, las decisiones que están tomando

 afectan de sobremanera a familias que necesitan trabajar," indicó. 

Una patrulla pick up y dos motorizadas de la policía municipales se encargan de vigilar y cuidar las inmediaciones del rio, donde solamente se da el ingreso a las personas que viven en Guaymitas,

 Rosales, Capohuiza, Puente de la Alameda y Pueblo Viejo. 

Los pequeños comerciantes aseguran que dejarán de percibir fuertes ingresos económicos durante este periodo vacacional de Semana Santa por la venta de comida y antojitos.