buscar noticiasbuscar noticias

Otro corazoncito deja de latir

Es el segundo caso de aborto por vacuna en Navojoa; la afectada recomienda que si van a aplicarse la dosis que vayan con el ginecólogo

Con tanta ilusión y mucho amor, María "N" esperaba a su segundo bebé; sin embargo, después de aplicarse la vacuna anticovid, a los pocos días dejó de latir el corazoncito de su pequeñito y falleció.

Asegura que la empresa en la que labora la mandó a aplicarse el biológico, al igual que a todos los trabajadores por cuestiones de protocolo, con apenas 5 semanas de gestación.

Otro corazoncito deja de latir
PUBLICIDAD

Asegura que la empresa en la que labora la mandó a aplicarse el biológico, al igual que a todos los trabajadores por cuestiones de protocolo, con apenas 5 semanas de gestación.

Noticia Relacionada

PUBLICIDAD

Fue el 17 de julio cuando se puso la primera dosis y, desde entonces, empezaron las amenazas de aborto, dijo.

“Después de aplicarme la vacuna empezaron las amenazas de aborto, hasta que ya no pudieron hacer nada con mi producto. El corazón de mi bebé dejó de latir el 29 de julio”, compartió.

Comentó que su hijo de 10 años de edad, al enterarse de la muerte de su hermanito, se puso triste, ya que tenía muchos planes para cuando naciera.

“Lamentablemente a la empresa y a los filtros no les importó que yo tuviera tan sólo cinco semanas de gestación; ellos querían cumplir con el esquema de vacunación de todos los trabajadores”, contó.

María señaló, además, que el 1 de septiembre, al aplicarle la segunda vacuna, tuvo reacciones nuevamente.

“Cuando me pusieron la segunda dosis, la presión se me subió. Antes de la vacuna la tenía normal de 90/60 y cuando me aplicaron el biológico me subió 120/70, pero para los médicos era normal”, expuso.

Indicó que en dos ocasiones terminó en la ambulancia y hospitalizada en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por las reacciones de la vacuna anticovid.

“Quise hacer pública mi experiencia, al igual que Érika, porque a nadie parece importarle lo que sufrimos nosotras, ellos sólo quieren cumplir con los protocolos de vacunación y para los médicos tú sólo tienes ataques de nervios”, señaló.

A pesar de esta mala experiencia, la mujer recomienda a la población a vacunarse y a todas las mujeres embarazadas con pocas semanas de gestación a que acudan con su ginecólogo y se informen bien del tema.

Compartió que su presión se reguló después de un mes y empezó a laborar, luego de perder a su bebé.


PUBLICIDAD