buscar noticiasbuscar noticias

No tiene agua y se la cobran

Aunque ya pagó 7 mil pesos que debía a Oomapasn, don Miguel Agüero espera que le reconecten el servicio a la brevedad

Sin tener agua potable en su casa, en Navojoa, a Miguel Ángel Agüero Cruz le han llegado recibos cargados de hasta 2 mil 500 pesos mensuales por el servicio.

El hombre de 61 años de edad, además asegura que cuenta con los recibos sellados donde hizo el pago de un adeudo que tenía por más de 7 mil pesos.

No tiene agua y se la cobran
PUBLICIDAD

El vecino de la colonia Hidalgo vive entre Murillo y Guillermo Chávez, número 28, en una casa humilde.

PUBLICIDAD

"Yo lo único que pido mijo es que Oomapasn haga conciencia, para que me vengan a instalar el servicio. Ayer (miércoles), que me di el tiempo, hice el sacrificio de caminar varias cuadras en muleta para pedir que me ayudaran a que me reconecten, pero no lo he logrado", expresó.

Miguel Cruz asegura que la deuda del agua creció, debido a que su sobrina y su esposo no pagaron el servicio durante mucho tiempo.

imagen-cuerpo

"Yo les presté la casa y me prometieron que iban a pagar, pero resulta que después se fueron y se llevaron un lavadero, además un tambo de doscientos litros que jamás volví a verlos", manifestó.

Afirmó que con el apoyo que recibió por parte del Gobierno Federal al ser una persona discapacitada, la mitad del recurso lo ocupó para saldar la deuda con Oomapasn.

"Bendito sea mi Dios que me llegó ese apoyo para poder pagar la deuda; sin embargo, sigo esperando que me reconecten el servicio. Todavía el último recibo me llegó por la cantidad de más de dos mil pesos, cuando ni siquiera tengo agua", denunció.

Miguel Cruz es devoto de San Juan y se gana la vida con la venta de tamales. Todos los días tiene que caminar en muletas por varios metros para abastecerse de agua en la casa de una vecina.

"Espero que mi llamado llegue a los oídos de las autoridades, pues ahí viene lo fuerte del calor, ojalá que me reconecten pronto el agua, se los pido de todo corazón", finalizó.