buscar noticiasbuscar noticias

"Me quedé para apoyar a mis compañeros y a los pacientes"

Pese a estar a un paso de jubilarse, la enfermera Norma Alicia Salas refiere que para ella no es un sacrificio, sino un placer ayudar al prójimo; es la primera en vacunar a sus compañeros

Estar a punto de jubilarse como enfermera y poder descansar no fue impedimento para Norma Alicia Salas de estar en el barco, de estar en la segunda línea contra el Covid-19, y no fue un sacrificio, sino un placer hacer lo que más le gusta, ayudar al prójimo.

Ejerce su profesión desde hace 32 años en el Hospital General del Estado (HGE) y desde entonces ha amado la medicina, el trato con los pacientes y estar al pie del cañón; ahora, ser la primera en aplicar la vacuna contra el Covid-19 la llena de orgullo.

"Me quedé para apoyar a mis compañeros y a los pacientes"
PUBLICIDAD

"No se imaginan lo que siento, porque siento que estoy ayudando al prójimo, que eso me llena de satisfacción y alegría. Me encanta y me siento muy contenta de ser la primera enfermera en haber puesto la primera vacuna.

Desde el año pasado, la trabajadora de la salud está en la segunda línea en la batalla contra el Covid-19; es jefa de las consultas y quien está a cargo de los trajes especiales para sus compañeros, que están en atención directa con los pacientes Covid.

"Soy encargada de la red fría; por lo tanto, paso a la segunda línea de batalla y, la verdad, me siento feliz de estar apoyando. Quisiera que Dios me siguiera dando salud, porque no me he contagiado y eso es muy bendecido por toda mi familia y por mí", contó.

Norma Alicia Salas dijo sentirse desesperada por que todo el personal de salud sea vacunado y la población en general, ya que con el biológico se esperan mejores tiempos para todo el mundo, por lo que espera estar apoyando en esta contingencia sanitaria.

"Me siento muy feliz de estar apoyando aquí. Yo ya me iba a ir, ya casi tengo 32 años trabajando aquí, pero la pandemia me detuvo; esta es mi segunda casa y por eso me quedé: para apoyar a los que más lo necesitan.

"Mi meta es vacunar a todo el personal de salud y, si Dios me lo permite, me pienso jubilar a mediados de este año, pero Dios dirá si antes o si sigo aquí", manifestó.

La familia de Norma Alicia Salas ha sido una pieza clave en su profesión, ya que la esperan para que un día, no muy lejano, pueda jubilarse y disfrutar de ella, aunque respetan cada una de sus decisiones, entre ellas, las de quedarse más tiempo para sus pacientes.