buscar noticiasbuscar noticias

Luchan contra el virus y la apatía ciudadana

Enfermera refiere que lo más difícil de la pandemia es no frecuentar a la familia, a fin de no exponerla al virus y evitar que sean parte de las preocupantes estadísticas

Mientras muchos navojoenses siguen sin portar el cubrebocas y salen a "divertirse" a fiestas sociales, Fátima Morquecho lucha todos los días en un hospital contra el virus SARS-CoV-2.

La enfermera del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) en Navojoa lamentó que a estas alturas de la pandemia la gente siga relajada en las medidas sanitarias, creyendo que no les va a pasar nada.

Luchan contra el virus y la apatía ciudadana
PUBLICIDAD

"A pesar de dejar a nuestras familias y con el temor de llevar el virus a nuestras casas, la gente sigue siendo indolente e insensible con el personal médico que lucha todos los días en las áreas covid, mientras muchos siguen en fiestas", expresó.

Noticia Relacionada

La profesionista compartió que lo más difícil de esta pandemia es dejar de frecuentar a la familia para no exponerlos al virus y evitar que sean parte de las preocupantes estadísticas.

"Ahorita se está viendo que en muchos hospitales está aumentando la demanda en áreas Covid, como resultado de las pasadas fiestas de fin de año, la gente no hizo caso y este es el lamentable resultado", indicó.

Destacó que la manera de ayudar al personal médico para evitar el estrés laboral es quedarse en casa si no tiene algún motivo esencial y acatar todas las recomendaciones sanitarias como el uso del cubrebocas, guardar la sana distancia y lavado constante de manos, principalmente.

"Tenemos más de nueves meses de pandemia y muchos de mis colegas han dado el extra en los diferentes hospitales, a lo mejor es difícil para la gente lo que uno vive en un área covid, la angustia, desesperación y la incertidumbre de lo que va a pasar", compartió.

El lunes, Navojoa registraba 199 defunciones y 2 mil 273 casos positivos de Covid-19, cuyo Municipio se encuentra en fase de alerta máxima por el acelerado crecimiento de contagios en los últimos días.