buscar noticiasbuscar noticias

Logra diputada Marcia Camarena incrementar penas por acoso sexual en Sonora

Aprueban legisladores en el Congreso local la iniciativa de la diputada Marcia Camarena Moncada para garantizar mayores castigos en materia de delitos sexuales en Sonora

En su intervención en la sesión del Pleno, la legisladora señaló que tras el incremento de violencia hacia mujeres y niñas en la entidad, que ingresó su iniciativa desde abril de 2019, por su preocupación para erradicar el acoso sexual, a través del fortalecimiento de sanciones desde el Código Penal estatal.

Logra diputada Marcia Camarena incrementar penas por acoso sexual en Sonora
PUBLICIDAD

Camarena Moncada señaló que comete el delito de acoso sexual quien, por cualquier medio, asedie sexualmente a una persona de cualquier sexo y la ponga en riesgo o que lesione su dignidad.  A su vez, remarcó que a los responsables de este delito se les sancionará con una pena de 4 a 8 años de prisión y una multa de 300 a 500 Unidades de Medida y Actualización (UMA).

Noticia Relacionada

PUBLICIDAD

Igualmente, detalló que si la víctima es menor de 18 años, padece alguna discapacidad o no tuviera la capacidad de comprender el significado del hecho, la pena en la cárcel se aumentará hasta una tercera parte más de lo previsto.

A la par, mencionó que si el agresor es servidor público o integrante de cualquier institución educativa o de asistencia social, además de las condenas señaladas, se le destituirá de su cargo y se inhabilitará para ocupar cualquier puesto en el sector público hasta por diez años.

De este modo, después de una ardua lucha por erradicar el acoso sexual, la legisladora celebró la reciente aprobación de esta importante iniciativa, ya que permitirá el acceso pleno a una vida libre de violencia para las y los sonorenses, menores de edad y personas en situación de discapacidad.

Así como garantizará, dijo, la protección de los estudiantes, cualquiera que sea su nivel escolar, pues todos y todas tienen derecho a estudiar en espacios seguros, mientras que las y los ciudadanos merecen un ambiente laboral sano y libre de violencia.