buscar noticiasbuscar noticias

“Fue un rescate estresante”





Por: Fabián Pérez

Jesús Edmundo Valdez Reyes, secretario técnico de la Unidad Municipal de Protección Civil, aseguró que la profundidad del pozo, de aproximadamente 30 metros, es el de mayor peligro al que se han tenido que introducir.

El influencer, originario del Puerto de Guaymas, buscaba hacerse famoso y ganar más seguidores en su cuenta personal de Facebook, al introducirse al “Pozo Maldito” como se le conoce en la comunidad.

Con cuerdas y poleas fue cómo un grupo de Bomberos pudo maniobrar y lograr el rescate de este joven después de un trabajo que se prolongó por varios minutos.

“Fue un rescate de mucho estrés, muy complicado por la misma profundidad y lo inestable que estaban las paredes del pozo; gracias a la habilidad de los muchachos, se pudo hacer ese trabajo”, destacó.

Sostuvo que la única experiencia de trabajar en un pozo había sido de 10 a 15 metros de profundidad.

“Nunca habíamos trabajando en una profundidad de hasta 30 metros, la verdad fue extenuante y hasta estresante, por la nula visibilidad, no había iluminación, había muy pocos niveles de oxígeno e incluso había algunas culebras en el fondo del pozo, alrededor de la persona lesionada y de los bomberos”, narró.

Dijo que sin duda en este trabajo hubo muchos factores que generaron estrés entre los rescatistas.

“A pesar de ello, los rescatistas están entrenados para esto, tienen el temple, la madurez y la seguridad para hacerlo. Gracias a Dios y al entrenamiento que se les proporcionan, los bomberos hicieron el trabajo de manera serena y tranquila con una buena estrategia”, aseguró.

Precisó que afortunadamente se pudo hacer el trabajo y se rescató del pozo con algunas lesiones en la cabeza, a la altura del tobillo, del fémur y de otras partes de su cuerpo.

El videoblogger guaymense pretendía hacer un reportaje sobre el llamado “Pozo Maldito”, pero al tratar de bajar al fondo del pozo, cayó a una profundidad de 30 metros.

Gracias a que transmitía en vivo con su teléfono celular y que nunca se perdió la señal en el fondo, hubo personas que se dieron cuenta y alertaron al Cuerpo de Bomberos, quienes al final pudieron hacer el rescate.