buscar noticiasbuscar noticias

Atiende a alumnos a pesar de su diálisis

La docente navojoense se encuentra incapacitada por embarazo

Una docente ejemplar es Norma Alicia Guirado, quien, a pesar de estar conectada a una máquina para recibir diálisis durante ocho horas continuas, siempre estuvo al pendiente de sus alumnos en esta pandemia.

La vecina de la colonia Sop, comentó que hace dos años le detectaron insuficiencia renal crónica, por lo cual, tiene que recibir un tratamiento médico en el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Atiende a alumnos a pesar de su diálisis
PUBLICIDAD

Dijo que durante este tiempo de pandemia ha llevado a cabo cursos de capacitación y ha participado en los consejos técnicos, sin importar que esté conectada a una máquina para recibir el tratamiento contra la enfermedad

Noticia Relacionada

PUBLICIDAD

Explicó que en un principio recibía ocho horas diarias de diálisis y durante su embarazo subió a quince horas.

Comenta que tiene seis años como maestra de primaria, donde sus primeros inicios dentro del magisterio fueron en Caborca, Hermosillo, Guaymas y actualmente tiene su plaza en Ciudad Obregón.

El pasado 24 de marzo, Norma Alicia dio a luz a una niña de 37 semanas de gestación, cuyo nacimiento fue considerado por médicos que la atendieron como un verdadero milagro por el peso de 2.7 kilogramos y los antecedentes de las enfermedades que padece

Solamente dos casos en el mundo se han reportado con el mismo peso y 6 con las mismas semanas de gestación.

Actualmente ambas gozan de buena salud, aunque la menor de nombre Danny salió con bilirrubina alta por el mismo problema de insuficiencia renal crónica que padece su madre.

"Ahorita mi niña está muy bien de salud, le doy leche materna y de fórmula, solamente estamos checando sus niveles de bilirrubina, porque le salieron un poco altitos, pero todo está bien, gracias a Dios"

Comentó que se sigue recuperando de su cesárea y del dolor. "De ahí en fuera, todo bien, continúo con el tratamiento de diálisis".

La joven profesionista de 31 años de edad, confesó que, cuando nació su primera hija que hoy tiene siete años, sufrió por la preeclampsia-hipertensión crónica.