;
buscar noticiasbuscar noticias

Mujeres y carreras

Es importante precisar que los estereotipos son ideas, cualidades o expectativas que la sociedad atribuye a mujeres y hombres

En nuestro país los estereotipos de género aún pesan mucho y se reflejan en varios aspectos de la vida como el cuidado de los hijos, el trabajo doméstico e incluso en la elección de carreras profesionales.


Es importante precisar que los estereotipos son ideas, cualidades o expectativas que la sociedad atribuye a mujeres y hombres, y con frecuencia se usan para justificar ciertos tipos de discriminación.


Por ello, según un análisis del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), no es casualidad que la selección de carreras profesionales está profundizando las desigualdades entre hombres y mujeres.

Y es que a pesar de que las mujeres representan el 54% de la matrícula de estudiantes de licenciaturas, maestrías o doctorados, en el mercado laboral enfrentan mayores tasas de informalidad, menores niveles de ocupación y un nivel salarial más bajo que sus contrapartes masculinas. En su análisis, el IMCO observó que el panorama laboral de las carreras con mayor composición femenina es menos favorable que el de otras profesiones con menor presencia de mujeres.

Generalmente, las mujeres tienden a elegir profesiones que aunque tengan menores ingresos, les garanticen flexibilidad de horarios o jornadas laborales más cortas, como la docencia; o bien aquellas vinculadas con la provisión de cuidados, como la enfermería, o de servicios como la administración.

Así, la composición por género es distinta entre las carreras. En psicología, por ejemplo, tres de cada cuatro estudiantes son mujeres, mientras que en ingeniería mecánica e ingeniería civil, 9 de cada 10 estudiantes son hombres. Desde la niñez surgen las diferencias que más adelante se traducen en disparidades profesionales en el mercado laboral entre mujeres y hombres.

De acuerdo con un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), niñas y niños tienen distintas aspiraciones profesionales para su futuro: 7.7% de los niños aspiran a ser ingenieros, 6.7% prefieren la administración de empresas, 6% la medicina y 5.5% las tecnologías de la información y la comunicación (TIC´s).

En el caso de las niñas, la aspiración profesional más frecuente es la medicina con 15.6%, seguida por la docencia 9.4%, la administración de empresas 5% y el derecho 4.6%.

Estas diferencias se vuelven más notorias conforme avanza el nivel de escolaridad y se ingresa al mercado laboral. Se observan particularmente en carreras relacionadas con ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, donde únicamente tres de cada 10 egresados en México son mujeres.

La OCDE considera que las diferencias en la elección del campo de estudio entre hombres y mujeres son el principal factor que alimenta la brecha salarial de género entre profesionistas.

Por ejemplo, los hombres son más propensos a estudiar en los campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, mismos que se asocian con mayores ingresos, mientras que una mayor proporción de mujeres eligen carreras con expectativas salariales más bajas como la educación, las artes y las humanidades.

Para promover que más mujeres se interesen por profesiones que les ofrezcan un mejor futuro profesional, el IMCO propone:

1. Fomentar el uso de plataformas que permiten comparar las carreras para tener más información que permita la informada toma de decisiones entre los nuevos profesionistas. Elegir carrera de manera informada mejora las posibilidades a futuro de mayores ingresos y da tres veces más probabilidad de crecer dentro de una organización.

2. Impulsar programas de orientación vocacional con perspectiva de género para fomentar interés entre niñas y adolescentes por carreras tecnológicas.

3. Finalmente implementar estrategias de reclutamiento que ayuden a atraer a más talento femenino en las empresas tecnológicas. Estas tres simples acciones, aunque sencillas, de realizarse pueden ser determinantes para reducir la brecha laboral entre mujeres y hombres.

Twitter: @gomezreyna