buscar noticiasbuscar noticias

VIDEO. Matan más de mil 400 delfines como parte de una tradición

El “grindadráp”, cacería masiva de delfines y ballenas en las Islas Feroe, tiene mil 200 años de antigüedad

Como parte de un ritual que se practica en las Islas Feroe, Dinamarca, más de mil 400 delfines fueron asesinados, actividad que es legal en el lugar y es permitida por el Gobierno de Torshavn.

La matanza de exactamente mil 428 delfines de flancos blancos se dio en el marco de una tradición que data de mil 200 años de antigüedad, llamada “grindadráp” o “grind”, en la que regularmente cazan ballenas, de las llamadas piloto, pero esta vez sacrificaron a estos mamíferos; además, esta práctica está autorizada por el Gobierno local.

VIDEO. Matan más de mil 400 delfines como parte de una tradición
PUBLICIDAD

La matanza de exactamente mil 428 delfines de flancos blancos se dio en el marco de una tradición que data de mil 200 años de antigüedad, llamada “grindadráp” o “grind”, en la que regularmente cazan ballenas, de las llamadas piloto, pero esta vez sacrificaron a estos mamíferos; además, esta práctica está autorizada por el Gobierno local.

PUBLICIDAD

El “grindadráp” consiste en rodear un banco de cetáceos y acorralarlos con barcos en la bahía, por lo que quedan al alcance de los pescadores que esperan en tierra y los matan con cuchillos.

“No tenemos tradición de cazar estos mamíferos, suele haber unos cuantos, en la caza, pero no solemos matar a tantos. Nunca se había llevado a cabo una captura de tal magnitud en el archipiélago”, anunció un periodista local.

Las fotografías de los mamíferos entre un mar teñido de rojo han dado la vuelta al mundo, por lo que ambientalistas, como el grupo Blue Planet Society, ha calificado el ritual como una “masacre” y exige al Gobierno de Dinamarca tomar medidas para salvar a delfines y ballenas de “los habitantes completamente irresponsables de las Islas Feroe”.

Incluso, un voluntario ambientalista creó una petición para salvar a estos mamíferos, misma que ha alcanzado más de 500 mil firmas.

También la ONG Sea Sheperd recalcó que es “una práctica bárbara”, aunque las autoridades de las Islas Feroe defienden que es un sistema de caza sostenible y que la carne de los animales no se comercializa, sino que es usada por los mismos habitantes.


PUBLICIDAD