buscar noticiasbuscar noticias

Tiemblen curas: pedofilia ya es delito en el Derecho Canónico del Vaticano

La tipificación ya está contemplada en el nuevo Código, y contempla indemnización para las víctimas y endurece penas contra los sacerdotes pederastas

Por años, los abusos sexuales por parte de sacerdotes habían estado fuera de la legislación de El Vaticano; sin embargo, la noticia que de seguro ha puesto a muchos prelados a temblar es la decisión del Papa Francisco.

Y es que el líder de la Iglesia católica solicitó modificar un artículo al Código de Derecho Canónico que contempla la pedofilia y, específicamente, los delitos sexuales perpetrados por curas en contra de menores, una medida que las víctimas de estos hechos habían exigido.

Tiemblen curas: pedofilia ya es delito en el Derecho Canónico del Vaticano
PUBLICIDAD

De acuerdo con la Santa Sede, Jorge Bergoglio efectuó un minuciosa revisión del documento penal, con la cual busca agilizar y endurecer las penas contra los sacerdotes pederastas.

PUBLICIDAD

Así, queda tipificado como delito en la nueva versión del Código de Derecho Canónico, anunciada por El Vaticano, además de que se amplía el periodo de prescripción del delito y se indemniza a las víctimas.

imagen-cuerpo

El documento fue firmado por el Papa el 23 de mayo y, además, reconoce en él los daños; a su vez, espera que la tipificación del delito prevenga males mayores y ayude a sanar heridas, consecuencia de lo que calificó como debilidad humana.

El artículo modificado en el Código de Derecho Canónico es el que promulgó Juan Pablo II, el 25 de enero de 1983.

La modificación establece que los delitos por parte de sacerdotes en contra de menores estarán contemplados en la parte titulada Delitos contra la vida, la dignidad y la libertad humana.

Este incluye "el delito contra el sexto mandamiento del Decálogo con un menor o una persona habitualmente afectada por el uso imperfecto de la razón o con una persona a quien la ley reconoce una protección similar".

Respecto a la sanción, el sacerdote que sea hallado culpable de inducir a un menor a tomar parte en acciones pornográficas podría ser expulsado de la Iglesia.