buscar noticiasbuscar noticias

Prohíbe a los abuelos besar a su nieta y causa polémica

La mujer argumenta que la niña de 2 años no debe ser manipulada para corresponder a sentimientos de los adultos... ¿Cómo la ve?

Cuando se trata del cuidado de los hijos, muchas madres imponen límites en el trato que sus vástagos tienen con los adultos; sin embargo, con los miembros de la familia se puede ser un poco más flexible.

Sin embargo, Brittany Baxter, de Australia, no lo ve así, por lo que le prohibió a sus suegros que abrazaran y besara a su pequeña hija de 2 años de edad.

Prohíbe a los abuelos besar a su nieta y causa polémica
PUBLICIDAD

La situación ha dividido a los internautas, quienes ven como exagerada la postura de la mujer, en tanto que otros lo ven como algo favorable, pues destacan la importancia del autocuidado y la independencia de la pequeña.

PUBLICIDAD

A raíz de ello, Brittany usó su cuenta de TikTok para explicar si postura, y señala que lo que pretende es que la niña tenga las herramientas suficientes para decidir y defender su espacio.

Expuso que los abuelos de la nena no están autorizados para hacer esos cariños a la niñita, sin el consentimiento de ella; es decir: si la nena no quiere, no la deben obligar.

"Como madre, practico el consentimiento con mi hija; es algo que realmente me ha estado molestando".

Y luego cuestiona: "¿Podemos empezar a normalizar el hecho de que los niños no tienen que besar a los adultos?.

imagen-cuerpo

Como justificación para su postura, la madre señala que los abuelos llegan, le preguntan si le pueden abrazar y un abrazo; sin embargo, le molesta que aunque la niña no quiera, sus suegros la hacen sentir la obligación de corresponderles.

Además, señala que lo peor de todo es que aunque no quiere, la pequeñita es besada y abrazada en contra de sus deseos, pues la manipulan al decirle que está hiriendo sus sentimientos.

"El cuerpo de mi hija no existe para que nadie se sienta más cómodo y amado", fustigó Brittany.

Asimismo, explica que no es culpa de ella ni de la nena que la generación mayor no haya aprendido a regular sus emociones, y es contundente cuando refiere que los sentimientos de nadie están por encima de los de la pequeña, pues ella tiene derecho a elegir sobre su cuerpo.

No conforme con ello, Brittany invitó a otros papás a no normalizar la obligación de los niños a besar a los adultos.

También pretende que su hija crezca en un entorno en el que pueda decir "no", y no la obligará a a besar a la nadie, no nada más a sus abuelos.