buscar noticiasbuscar noticias

Por poco, buzo es engullido por una ballena

Un buzo profesional se encontraba nadando en un banco de sardinas, en las costas de Puerto Elizabeth, Sudáfrica, cuando casi es tragado por una ballena.

Rainer Schimpf es la persona que por poco se convierte en bocadillo para el enorme rorcual, que al sentirlo entre sus barbas lo arrojó.

Por poco, buzo es engullido por una ballena
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Un buzo profesional se encontraba nadando en un banco de sardinas, en las costas de Puerto Elizabeth, Sudáfrica, cuando casi es tragado por una ballena.

Rainer Schimpf es la persona que por poco se convierte en bocadillo para el enorme rorcual, que al sentirlo entre sus barbas lo arrojó.

El momento sólo duró unos segundos; sin embargo, el buzo al parecer ni cuenta se dio, ya que sólo refiere haber sentido la presión en su cintura.

Y es que tanto Rainer, como otros buzos, durante una expedición tomaban video y fotos de cómo aves y especies marinas se daban un festín en un cardumen de sardinas.

En un momento dado, el buzo se coloca cerca del banco de peces, cuando de las profundidades emerge una ballena con la boca abierta, atrapando todo a su paso, hasta al buzo.

Y así lo explicó el hombre: “Había empezado a filmar delfines, tiburones, alcatraces , pingüinos y cormoranes que se alimentaban de sardinas cuando, llegando desde el fondo, un ballena rorcual de Bryde surge súbitamente”.

Explicó que sólo sintió presión en la cintura y en ese momento se da cuenta de lo que está ocurriendo; sin embargo, no le dio espacio al miedo y el animal, al sentir el tamaño del "pez", lo escupió.

La ballena que por poco engulle al buzo es de la especia Bryde, que surca los océanos en busca de bancos de peces.

Su tamaño va de 15 a 20 metros y alcanza a pesar 20 toneladas y se cree que, en total, existen en todos los mares aproximadamente 90 mil de estos rorcuales.


PUBLICIDAD