buscar noticiasbuscar noticias

Pide que lo entierren vivo para resucitar como Jesucristo

La errónea interpretación de un pasaje bíblico llevó al joven pastor de una iglesia a emular el evento de hace casi dos mil años

En la Última Cena, Jesús les dijo a sus discípulos "hagan esto en memoria de mí", refiriéndose a partir el pan y beber el vino; sin embargo, un joven pastor interpretó mal el versículo consignado en el Evangelio de Lucas 22:19, y pensó que se refería a la resurrección, por lo que pidió ser enterrado vivo, atado de manos, para resucitar tres días después; sin embargo, no fue así.

De acuerdo con medios internacionales, la víctima fue identificada como James Sakara, de 22 años de edad, y el trágico incidente se registró en la Iglesia Sion, en Chidiza, Zambia.

Pide que lo entierren vivo para resucitar como Jesucristo
PUBLICIDAD

De acuerdo con medios internacionales, la víctima fue identificada como James Sakara, de 22 años de edad, y el trágico incidente se registró en la Iglesia Sion, en Chidiza, Zambia.

PUBLICIDAD

Según relatan testigos, el religioso convenció a los fieles de que era capaz de hacer lo mismo que Jesucristo, al resucitar al tercer día de ser enterrado.

Atónitos, muchos se negaron a hacerlo, excepto tres hombres, quienes, convencidos, ayudaron a Sakara a cavar su tumba.

Cuando terminaron la fosa poco profunda, el pastor pidió que le ataran de manos y lo sepultaran, a lo que accedieron los varones.

Pero cuando fueron a buscarlo, para comprobarles a todos que el hombre se había levantado de entre los muertos, grande fue su sorpresa que lo encontraron sin vida.

James Sakara dejó confundidos a todos y más a su esposa, quien está embarazada, indicaron medios africanos.

"Aunque algunos se vieron reacios a realizar esta acción, tres hicieron caso al pastor y prepararon el terreno; los demás observaban el preludio de una supuesta vida inmortal", se indicó.

Además de pastor, el hombre practicaba la medicina tradicional; por ello, cuando vieron el cadáver, sus fieles intentaron reanimarlo, pero no funcionó.

Tras conocerse lo ocurrido, la Policía de Zambia presentó cargos contra los hombres que hicieron caso a las instrucciones del religioso: uno está detenido y los otros, prófugos.

VIDEO:


PUBLICIDAD