buscar noticiasbuscar noticias

Muere de cáncer y su mejor amiga cumple promesa de adoptar a sus hijos

La excepcional mujer tenía 3 hijos, pero no le importó y ahora tiene a los 6 chicos de su hermana del alma

El más grande temor y dolor de una madre es no saber qué pasará con sus hijos si ella llegase a morir y ellos están pequeños; sin embargo, esa incertidumbre acabó cuando Stephanie Culley le cumplió su promesa a su mejor amiga: adoptar a sus 6 hijos, cuyo padre los abandonó.

Al poco tiempo de escuchar las palabras de esperanza de su hermana del alma, Beth Laitpek, de 40 años de edad, le escribió una carta a Stephanie y le contó su más grande temor, a la vez que le preguntó:

Muere de cáncer y su mejor amiga cumple promesa de adoptar a sus hijos
PUBLICIDAD

Al poco tiempo de escuchar las palabras de esperanza de su hermana del alma, Beth Laitpek, de 40 años de edad, le escribió una carta a Stephanie y le contó su más grande temor, a la vez que le preguntó:

Noticia Relacionada

PUBLICIDAD

“Si no ocurre un milagro: ¿tendrías a mis hijos como si fueran tuyos?”, escribió Beth desde un hospital de Richmond, Virginia.

Sin dudarlo ningún instante, y aún teniendo 3 hijos propios, Stephanie respondió "sí", y que le cumpliría su promesa, calmando con ello el atribulado corazón de una madre moribunda.

imagen-cuerpo

Cuando Beth murió, Stephanie y su esposo Donnie de inmediato se movieron para agilizar los trámites de adopción de los 6 chicos, pues estaban conscientes que con la ausencia de su madre necesitaban mucho amor.

Otro de los cambios que los Culley hicieron fue la compra de una casa nueva, cerca de la escuela de los hijos de Beth, a fin de que el cambio no les afectara tanto, ni que perdieran a sus amiguitos, por lo que fueron los chicos Culley quienes se adaptaron a la mudanza.

Ahora, Stephanie y Donnie cuidan con mucho amor a todos sus hijos, pues no hacen diferencia entre ellos.

Asimismo, comentó que días antes de que Beth muriera, cuando los médicos dijeron que la muerte era inminente, se reunió con ella en el hospital y le planteó la idea, pero que los chicos debían decidir, a lo que no dudaron y ahora ven a Stephanie como una superheroína.

Beth y Sthepanie se conocieron en la adolescencia, cuando asistían a la Halifax County High School; luego trabajaron juntas en una cadena de supermercados y luego perdieron comunicación; sin embargo, al regreso de Beth a Virginia, se reencontraron y desde entonces mantuvieron su estrecha amistad.

imagen-cuerpo


PUBLICIDAD