buscar noticiasbuscar noticias

"La niña desastre" vende su meme en medio millón de dólares

Zoë Roth se hizo famosa a los 5 años, cuando su padre le tomó la fotografía sonriendo malévolamente frente a una casa incendiándose y cuenta la historia detrás del meme

La famosa fotografía de Zoë Roth frente a una casa que se incendiaba se hizo viral en las redes sociales y fue bautizada como "La niña desastre".

La pequeña tenía 5 años cuando su padre le tomó la imagen, en la que muestra una malévola sonrisa frente a la casa en llamas, misma que se ha vuelto un clásico que ha acompañado imágenes de tragedias o momentos de desastres.

"La niña desastre" vende su meme en medio millón de dólares
PUBLICIDAD

Zoë Roth, de 21 años, estudiante universitaria, aprovechó la fama que tuvo su fotografía y acaba de venderla en casi medio millón de dólares, dinero que dijo, usará para pagar sus estudios, repartir entre su familia y donar a caridad.

PUBLICIDAD

La venta se llevó a cabo en una subasta como un certificado de propiedad digital, token no fungible (NFT), que es un activo "inimitable" en el mundo digital que puede ser comprado y vendido como cualquier otro tipo de propiedad.

ZOË CUENTA LA HISTORIA DETRÁS DEL FAMOSO MEME

La joven platicó que fue en el año 2005, cuando tenía 5 años, estaban viendo la televisión cuando escucharon las sirenas de los Bomberos, por lo que salieron a ver de qué se trataba.

Mencionó que como a dos cuadras de su casa se veía una gran columna de humo por lo que fueron a ver qué sucedía.

Dijo que su padre era aficionado a la fotografía y acababa de comprar una cámara, y ella lo acompañó al lugar del incendio.

imagen-cuerpo

Al ver la actitud calmada de los Bomberos se dieron cuenta que algo raro sucedía y luego supieron que los dueños de la casa la habían donado al Departamento de Bomberos para incendiarla y hacer un simulacro, por lo que era un fuego controlado.

"En ese momento mi papá tomaba fotos a la casa en llamas y me pidió que sonriera, por eso es que hice esa cara, porque era mi forma de sonreír", recordó.

Zoë comentó que fue hasta el año 2008 que se enteraron que la fotografía había ganado un concurso de una revista llamado "Emociones en la fotografía" y fue entonces que la imagen se volvió viral, acompañando momentos como el hundimiento del Titanic y el desastre de Hindenburg.