;
buscar noticiasbuscar noticias

Jovencito asesinó fríamente a su familia y sólo le dieron 6 años

El reclamo de su mamá por sus malas calificaciones y quitarle los videojuegos fue la causa de que apagara la vida de sus padres y su hermanito

#INTERNACIONAL Jovencito asesinó fríamente a su familia y sólo le dieron 6 años

Jovencito asesinó fríamente a su familia y sólo le dieron 6 años

El reclamo de su mamá por sus malas calificaciones y quitarle el wifi fue la causa de que apagara la vida de sus padres y su hermanito

Santi, el adolescente que asesinó a sus padres y a su hermanito de 10 años con una escopeta, en España, fue sentenciado a purgar seis años en una correccional y tres más de libertad condicional.


El joven, del que las autoridades mantuvieron en anonimato su identidad, acabó con su familia luego de que su madre le reclamara las malas calificaciones y que por ese motivo le restringiera el acceso a internet, ver tele, entre otros correctivos.

De acuerdo con las declaraciones del chico, dijo que actuó motivado por la ira, ya que su mamá lo había castigado.

Como se recordará, en febrero de 2022, en la comunidad de La Algoda, cerca de la ciudad de Elche, al sur de Alicante, el adolescente llegó a casa y se confrontó con su mamá Encarni, quien le cuestionó por sus calificaciones en el colegio, por lo que en castigo la madre le restringió el acceso a internet, le negaron ver televisión, le impusieron deberes en casa y le prohibieron salir con amigos.

Ciego de ira, Santi tomó la escopeta de caza de su abuelo y disparó a su madre; su hermanito Gonzalo, al verlo, intentó escapar, pero le dio un balazo en la espalda.

Luego tomó los cuerpos y los metió en un almacén y esperó a que llegara su padre Jaime; cuando lo tuvo frente a sí accionó la escopeta y disparó contra su progenitor.

El hombre, malherido, le arrebató el arma y la arrojó al suelo; sin embargo, el joven la tomó y le disparó dos veces más, hasta que el hombre quedó sin vida.

imagen-cuerpo

Por espacio de tres días, Santi permaneció con los cuerpos y se hizo pasar por la madre, al responder los mensajes de WhatsApp; además, reportó a la escuela que no iría porque estaba infectado de covid-19.

Durante ese lapso, el joven lo pasó con videjojuegos y haciéndose pasar por un familiar, hasta que tías se presentaron en la casa para ver cómo estaba todo, ya que no tenía noticias de la familia, por lo que el chico terminó por confesarle que los había asesinado.

En el juicio, siquiatras y expertos entrevistaron al menor y lo declararon mentalmente sano, pues les relató lo ocurrido con mucha frialdad y sin muestras de arrepentirse.

Se espera que Santi cumpla casi toda la sentencia para un menor, en una institución cerrada, previo a su traslado a una cárcel para adultos.

En cuanto a los familiares, se indicó que están haciendo los trámites pertinentes para desheredarlo.