buscar noticiasbuscar noticias

"Alexa" reta a niña a meter moneda en el enchufe

Miedo ante la inteligencia artificial; la madre contó que al escuchar lo que el asistente virtual le indicaba a su hija, le gritó al dispositivo

Miles de desarrolladores de software e informáticos están buscando que la inteligencia artificial (IA) se programe a sí misma, y han dado pasos gigantescos en esa dirección, con el desarrollo de dispositivos como "Alexa" y "Siri".

Estos dos programas son asistentes virtuales de IA, cuyas funciones, de acuerdo con sus desarrolladores, busca simplificar la vida de los usuarios, y a veces puede desarrollar personalidad propia.

Alexa reta a niña a meter moneda en el enchufe
PUBLICIDAD

Estos dos programas son asistentes virtuales de IA, cuyas funciones, de acuerdo con sus desarrolladores, busca simplificar la vida de los usuarios, y a veces puede desarrollar personalidad propia.

PUBLICIDAD

Ha sido tanto el éxito de ambos dispositivos, que se han vuelto una moda entre los usuarios, pero uno de ellos, una joven madre, Kristin Livdahl, se llevó el susto de su vida.

Y es que la mujer contó en su cuenta de Twitter que alcanzó a escuchar que su dispositivo "Alexa", desarrollado por Amazon, le daba a su hija de 10 años instrucciones que pudieron haberla matado.

La asustada mamá contó que su asistente virtual le lanzó a la menor un reto que consistía en meter una moneda en un enchufe, así como un cargador de telégono, que, en caso de que la niña lo hubiera hecho, habría sufrido una descarga eléctrica que podría haberla matado.

Kristin compartió en una captura de pantalla que el altavoz inteligente "Echo" tomó el reto del portal ourcommunitynow.com, y le decía:

"El desafío es fácil: enchufar un cargador de teléfono aproximadamente a la mitad en una toma de corriente, luego tocar [con] un centavo los puntos expuestos".

Cuando escuchó eso, su reacción fue gritarle al dispositivo, a fin de que su hija no corriera peligro: "¡No, Alexa, no!", y luego comenta que su hija era tan inteligente, que le dijo a su mamá que no habría hecho algo así.

A raíz de la viralización de su publicación, Amazon reaccionó y se puso en contacto con Kristin, a fin de arreglar el asunto.

A través del portal Indy100, un portavoz de la empresa explicó que "la confianza de los clientes está en el centro de todo lo que hacemos y Alexa está diseñada para proporcionar información precisa, relevante y útil a los clientes".

Por ello, en cuanto se dieron cuenta de lo que estaba pasando, se tomaron medidas conducentes para solventar la situación, puntualizó.


PUBLICIDAD