buscar noticiasbuscar noticias

Tras la tempestad llegó la calma

La afluencia en el Centro de Ciudad Obregón, disminuyó significativamente

La presencia de cientos de consumidores en el Primer Cuadro de la Ciudad, disminuyó a más del 50%, tras la celebración de Navidad, pues a través de un recorrido matutino la cantidad de compradores fue mínima.

Tras la tempestad llegó la calma

E incluso los vendedores ambulantes y el comercio establecido abrieron sus negocios más tarde de lo habitual y otros más decidieron abrir sus puertas al mediodía, pues tienen el conocimiento sobre la poca afluencia de personas.


Manuel Montaño Gutiérrez, presidente de la Asociación de Comerciales en Pequeño, destacó que a partir de este lunes 26 la venta decaerá en un 60% y volverá a recuperarse hasta el próximo fin de semana; sin embargo, no habrá punto de comparación con la demanda en productos previa a Nochebuena.

Aun así, dijo que las y los ciudadanos, consumirán más productos para la preparación de la cena por Año Nuevo, así como la adquisición de bebidas embriagantes.

 "Hay mucha gente que le pagan el 30, esa ´lanita´ vuelve a circular y la gente la gasta el viernes o el sábado, pero no hay punto de comparación porque previo al 24, se vende ropa en general, calzado, alcohol, comida y ya el día 31 se limita mucho al tema de la comida y a la bebida", mencionó.

Montaño Gutiérrez, comentó que previo a recibir el 2023, los que se verán beneficiados financieramente hablando son los carniceros, verdulerías y establecimientos afines cuya venta es de insumos para preparación de alimentos.

Finalmente, especificó que al menos en Sonora, las comidas y cenas tradicionales de Año Nuevo, es pozole, menudo, carne asada y tamales de carne.