;
buscar noticiasbuscar noticias

Mataron a sus hijos y se suicidaron: estaban en bancarrota

Al parecer, fueron muchos los factores que se conjugaron, entre ellos la salud mental, que orillaron a la pareja a tomar una terrible decisión

Problemas económicos, de salud y estrés llevaron, presuntamente, a unos esposos a tomar la drástica decisión de asesinar a sus hijos y de suicidarse.

La víctimas son originarias de Oklahoma, Estados Unidos, y fueron identificados como Brian y Brittney Nelson, de 34 y 32 años de edad, respectivamente, así como sus niños Brian II, de 13 años; Brantley, 9; Vegeta, 7, Ragnar, 5; Kurgan, de 2, y Britannica, de 1.

De acuerdo con las autoridades, los cuerpos de dos adultos y seis niños fueron encontrados sin vida dentro de una casa en llamas en Broken Arrow, un suburbio de Tulsa; los principales sospechosos de este asesinato-suicidio, serían Brian y Brittney.

De acuerdo con Danny y Marilyn, padres del cabeza de familia, la pareja atravesaba una severa crisis, pues su hijo sufría de terrible dolor a raíz de una vieja lesión en la cabeza.

Por otra parte, relataron que su hijo les pidió acudir a casa, ubicada a cinco millas de la vivienda paterna, a cuidar de los niños, a lo que accedió para estar a las 17:00 horas.

Sin embargo, en el transcurso de la tarde, cuando veía el noticiero, se enteró de que había un terrible incendio en Hickory y Galveston en Broken Arrow, donde vivía su hijo.

Tras sofocar las llamas, encontraron a los menores en una habitación trasera de la casa, en tanto que los padres estaban al frente de la vivienda.

Dado a las extrañas circunstancias del caso, las causas de muerte de los integrantes de la familia están siendo investigadas, pues creen que no se debió al fuego.

LA RUINA FAMILIAR

Mataron a sus hijos y se suicidaron: estaban en bancarrota

A inicios de 2020, los esposos Nelson se declararon en bancarrota, con 8 mil 803 en activos, 9 armas entre ellos, ante a casi 138 mil en deudas, la mayoría, préstamos estudiantiles impagos.


Se dijeron desempleados y vivían de apoyos federales y estatales, de acuerdo con las pesquisas.

Por otra parte, la madre de Brian contó que su hijo siempre tenía una pistola en el bolsillo, y que contaba con permiso para portarla.

En torno a la lesión en la cabeza, Danny y Marilyn relataron, que su hijo había sufrido una conmoción cerebral que le causaba dolor, la cual le ocurrió cuando surtía productos lácteos en refrigeradores de una cadena minorista.

Respecto a su nuera Brittney, señalaron que luchaba con el estrés de cuidar a seis niños, lo que incluía la educación en casa, además de lidiar con sus problemas de salud.

Brian y Brittney eran novios desde secundaria, y tuvieron a su primer hijo al poco de graduarse; luego se casaron en 2008.