buscar noticiasbuscar noticias

Granja ALCA, modelo de producción sustentable

El proyecto fue iniciado por la familia Alaniz Campa en los años ochenta y mantiene un crecimiento sostenido

La granja interactiva ALCA es un proyecto sustentable que inició la familia Alaniz Campa en los años ochenta y mantiene un crecimiento sostenido.

Basta recorrer sus instalaciones para darse cuenta de que es un proyecto altamente productivo aprovechando todos los recursos sin dañar el medio ambiente.

Granja ALCA, modelo de producción sustentable
PUBLICIDAD

Basta recorrer sus instalaciones para darse cuenta de que es un proyecto altamente productivo aprovechando todos los recursos sin dañar el medio ambiente.

Noticia Relacionada

PUBLICIDAD

Jorge Alaniz Campa, subrayó que desde su inicio a la fecha han incursionado en otros proyectos, pero conservando un manejo holístico.

Cuentan con paneles solares para generar energía para la operación de la granja, así como una desaladora para contar con agua, ya que están ubicados en un campo pesquero en la comunidad Aceitunitas, municipio de Villa Juárez.

“Aquí todo se aprovecha, no se desperdicia nada y esto permite desarrollar un modelo sustentable y optimizar los costos de operación”, resaltó el propietario de la granja.

“Hay mucho trabajo, pero toda la familia participa, ya que esto lo inició mi padre para escuela para mis hermanos y ahora para mis hijos y sobrinos, por eso esta abierto a las instituciones educativas”, señaló.

Desde niños de kínder hasta universitarios visitan este lugar, donde conviven con los animales, y se les explica la importancia de preservar el medio ambiente, comentó.

“Es muy satisfactorio ver el asombro de los niños al ver las diferentes especies de animales, saber de donde proviene la leche y los huevos que consumen, ver cómo se elabora un queso”, dijo.

Animales en peligro de extinción

La granja interactiva ALCA tiene también animales en peligro de extinción como venados cola blanca, cochijabalí, entre otros, porque cuenta con el registro de la Secretaría del Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca (Semarnap) para funcionar como Pimvs (Predios o Instalaciones que Manejan Vida Silvestre).

Son predios e instalaciones registrados que operan de conformidad con un plan de manejo aprobado y dentro de los cuales se da seguimiento permanente al estado del hábitat y de poblaciones o ejemplares que ahí se distribuyen, y que pueden estar sujetos a dos tipos de manejo: en vida libre extensiva o bien, en cautiverio o confinamiento, con propósitos de reproducción controlada de especies o poblaciones.

Recorrido

Aquí estás en contacto directo con los animales, los puedes tocar y darles de comer, en el recorrido puedes observar a las distintas especies de animales como venados, conejos, borregos, cabras, jabalís, caballos, vacas, cerdos de engorda y diferentes especies de aves.

Los niños y los adultos pueden dar de comer a los venados y a las vacas lecheras.

Además, si entras al apiario, los loros te dan la bienvenida, y puedes ver diferentes especies de aves, vale la pena vivir esta experiencia.

Agave

Jorge Alaniz Campa, explicó que esta granja tiene una extensión de diez hectáreas, donde además de los animales también se siembran algunos cultivos como trigo, maíz y algunos forrajes.

Y ahora hemos incursionado también en la siembra del agave, para la elaboración del bacanora, bebida emblemática de Sonora y que tiene un alto potencial.

Además, cuentan con un lombricario, para producir abono cien por ciento orgánico para los cultivos, que permite regenerar el suelo.

El uso del humus de lombriz beneficia el desarrollo de cultivos libres de contaminantes químicos, “todo lo que aquí se produce es orgánico”, destacó.

Aprovechamos todos los deshechos de los animales y desperdicios, se compostean y se devuelven al suelo, cerrando así el circulo. 

Nuevos proyectos

Apuntó que vienen muchos proyectos para la granja, están ya dentro de la Ruta de la Leche, que busca potencializar el eco turismo y beneficiar a las comunidades rurales.

Desatacó que, para el próximo año, la granja ALCA contará con un parque con alberca y cabañas que podrán rentar las familias, con el plus de que los niños y los adultos pueden participar en un recorrido y conocer la operación del lugar, dar de comer a los animales y elaborar quesos y otros derivados de la leche.

Queremos seguir siendo una escuela, como fue el inicio del proyecto, que los niños estén en contacto con la naturaleza, concluyó.


PUBLICIDAD