buscar noticiasbuscar noticias

Informó México a EU acciones

PUBLICIDAD

“La manera en que lo interpreten otros países es la interpretación de es­tos actores”, dijo. Y abundó:

PUBLICIDAD

“El número de detenciones no ha va­riado, lo que ha variado es la cantidad de gente que está migrando, y es otro tipo de migración: en lugar de hombres solos, son familias con niños, y esto nos ha presentado retos para los que no es­tábamos preparados”.

Preguntada sobre los ataques y las amenazas de cerrar la frontera, que Trump profirió a lo largo de las últimas dos semanas, Bárcena eludió: “No qui­siera juzgar al presidente de Estados Unidos, que como embajadora de Méxi­co en Estados Unidos debo respetar”.

“Pero quiero subrayar que queremos cooperar, queremos seguir diciendo a todo el mundo que México quiere tener una buena relación, que necesitamos trabajar con Estados Unidos y que exis­ten retos, uno de ellos es la migración”, añadió.

“Es muy claro por parte de los dife­rentes actores de la relación bilateral que el cierre de la frontera no beneficia a nadie. Y que tendría gravísimos da­ños, no solo para la economía en ambos países y con impactos particularmente fuertes en los distritos fronterizos, sino también un daño en los niveles de con­fianza que existen entre los dos países”, insistió Bárcena.

Por su parte, Jesús Seade, el sub­secretario para América del Norte, reafirmó, en eco a las declaraciones de la congresista demócrata Nancy Pelosi, que, si México no aprueba la reforma laboral, el Tratado México-Estados Unidos- Canadá (T-MEC) no entrará en vigor.

“México va a pasar esta legislación, es la más avanzada de cualquier país en desarrollo”, aseguró.

A las amenazas de Trump sobre restablecer aranceles en el caso de que México no detenga la migración y el trá­fico de drogas, Seade aseveró que “no le contestamos mezclando (comercio y migración), respondemos sobre el tema migratorio, la renegociación del T-MEC va por un camino separado”, dijo.


PUBLICIDAD