;
buscar noticiasbuscar noticias

Espera doctora buena respuesta

Residente médica del Issste despedida por denunciar acoso sexual

Una resolución positiva a su caso o por lo menos un avance a su favor es lo que espera para la audiencia ministerial de este lunes 30 de enero es lo que espera la residente médica del Issste, Dulce Carolina, quien fuera despedida recientemente a raíz de una denuncia penal por acoso sexual interpuesta contra del que fuera su jefe inmediato en el hospital "Fernando Ocaranza" de Hermosillo.

Espera doctora buena respuesta

Entrevistada vía telefónica, Dulce Carolina manifestó que fue notificada acerca de la audiencia, y que en su caso accederá a la misma de manera virtual dado que la justicia busca protegerla para que no se encuentre en el mismo recinto con su acosador, ello dentro del caso con número único de carpeta 57179; de esta diligencia dependerá de que el caso pase o no al juzgado correspondiente.

Noticia Relacionada


La residente recordó que fue durante su primer año de residencia médica en el citado hospital donde ella hacía su posgrado en cirugía general, cuando recibió constantes comentarios desagradables del médico que fuera su jefe inmediato, y culminó el 26 de mayo pasado con una llamada de índole sexual de su parte, a lo que ella no accedió.

A raíz de esto, dos semanas después, el 9 de junio, ella denunció ante la dirección de su centro de trabajo donde le ofrecieron apoyo, y aunque se integró ahí el Comité de Ética con el propósito de revisar el asunto, no hubo ningún avance al respecto, por lo que decidió llevarlo ante la justicia penal, interponiendo el pasado 15 de noviembre la querella ante el Centro de Justicia para las Mujeres de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE), detalló.

Posteriormente, el 19 de enero de 2023 le notificaron de la rescisión de su contrato, derivado esto de una supuesta acumulación de faltas injustificadas en un mes, "cuando yo tenía una licencia médica por 14 días, desde el 23 de diciembre y hasta el 5 de enero", expresó.

El día 6 de enero regresó a laborar de manera normal después de cumplir con dicha licencia, fue hasta el día 19 que se le notificó la rescisión de su contrato de trabajo mediante un documento con fecha del 16 de enero, y cuando ella alegó la licencia médica, se le informó que la misma le había sido anulada; sin embargo, esto no le fue notificado en ningún momento, declaró.

Su despido fue catalogado por ella como hostigamiento laboral por haberse atrevido a denunciar el acoso sexual, al darse cuenta que no se harían responsables las autoridades del Issste de revisar su caso y castigar a quien cometió la falta en su contra.

Para concluir, expresó que lo que pide a la institución federal de salud, es que se le reinstale en su trabajo y la reubiquen a otro hospital, porque necesita recuperar su fuente de ingresos.