buscar noticiasbuscar noticias

Denuncian clínicas clandestinas por cirugías estéticas en Sonora

Un total de 15 querellas se han interpuesto; la mayoría de estos casos por estas prácticas son de Hermosillo

La Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios en Sonora (Coesprisson) está investigando 15 denuncias en contra de clínicas y consultorios que practican cirugías estéticas clandestinas, en lo que va de 2022; Hermosillo es donde más querellas se han interpuesto, con el 60%.

Denuncian clínicas clandestinas por cirugías estéticas en Sonora

El comisionado de la Coesprisson, Sergio Morales García, indicó que las denuncias han sido interpuestas por diversas causas, pero la mayoría se relaciona con falta de personal capacitado para su funcionamiento.


Dijo que, en algunos casos, no fueron médicos calificados para llevar a cabo estos procedimientos; incluso, fueron aplicados por gente que no tenía nada que ver con la salud y sólo llevaron cursos o diplomados.

"Este año hemos recibido alrededor de quince denuncias, principalmente de consultorios o clínicas de Hermosillo, en un 60%, y las restantes en Nogales y Obregón", indició, pero no especificó la cifra exacta por Municipio.

"Todas son por diferentes causas, no tengo el registro exacto ahorita, pero algunos son porque son médicos que no tienen la certificación, sino que llevaron sólo un diplomado, y otras veces nos ha tocado que no son ni médicos y ahí están incurriendo en un delito", comentó.

En Sonora operan entre 20 y 22 cirujanos plásticos, quienes están integrados al Colegio Sonorense de Cirugía Plástica, quienes se reúnen cada dos meses para intercambiar experiencias.

Entre las cosas que estudian está el caso en que un paciente muera durante una intervención, para lo cual plantean tres preguntas fundamentales:

¿La paciente fue operada por un cirujano plástico?, ¿se operaron en un lugar que tiene la certificación para hacer cirugías plásticas?, y ¿la paciente era una persona apta para una cirugía plástica?

Por ello se recomendó que investiguen al practicante antes de someterse a un tratamiento, pues lo "barato" sale caro.