buscar noticiasbuscar noticias

Muere por su pasión: ahorcado por su propia serpiente

El joven amaba los reptiles y era un experto en su cuidado; aunque se tienen dudas de su muerte, se inclinaron por la asfixia

Dan Brandon, un joven de 31 años de edad, murió haciendo lo que más amaba. Y es que el hombre pereció asfixiado por uno de sus reptiles: "Tiny", un pitón roca africana.

El trágico deceso Dan lo convierte en la primera persona que muere de esta manera en Reino Unido.

Muere por su pasión: ahorcado por su propia serpiente
PUBLICIDAD

El trágico deceso Dan lo convierte en la primera persona que muere de esta manera en Reino Unido.

PUBLICIDAD

De acuerdo con la autoridad, los hechos ocurrieron en su casa, ubicada en la comunidad Church Crookham, donde tenía al animal de dos metros de longitud y otras especies a las que cuidaba con espero y afecto.

imagen-cuerpo

De acuerdo con la Policía de Hampshire, se abrió una investigación, y el forense Andrew Bradley determinó que la muerte de Dan ocurrió durante una "muestra de afecto" del reptil hacia su dueño.

Respecto a ello, Babs Brando, madre del joven, explicó que el animal en realidad amaba a su hijo y lo consideraba su "bebé".

Y es que, de acuerdo con su declaración, Dan jamás sintió a "Tiny" como una amenaza, pese a conocer la capacidad del animal.

Además, el pitón roca africano no es la única mascota que su hijo tenía, había más y a todas las cuidaba con esmero.

imagen-cuerpo

Asimismo, narró que el día de la muerte de su hijo, mientras preparaban la cena escucharon un fuerte golpe en la habitación de la segunda planta.

De inmediato subieron a ver qué ocurría y se toparon con que Dan no tenía signos vitales, y "Tiny" no estaba en su cubículo.

Sin pensarlo, el padre de Dan, Derek Brandon, le aplicó maniobra de reanimación a su hijo (RCP), mientras llegaban los paramédicos, pero cuando éstos arribaron sólo confirmaron que el joven había dejado de existir.

Asimismo, el forense dijo que no encontraba un escenario violento, pues el cuerpo de Dan no presentaba mordedura (seña de ataque), sino que el animal se enroscó en el cuello del muchacho y lo asfixió.

Ahora, en memoria de su hijo, la familia Brandon se encarga de los reptiles, a los que cuidan con el mismo esmero que lo hiciera Dan.

imagen-cuerpo


PUBLICIDAD