buscar noticiasbuscar noticias

Madrastra tortura a niño de 6 años hasta morir; padre lo permitía

Con más de 200 audios, en los que el pequeñito pedía ayuda, el juez no se tentó el corazón y les dio la pena máxima

Sin mostrar un ápice de remordimiento ante el juez Mark Wall, el padre de un pequeñito de 6 años de edad y la madrastra fueron sentenciados a 21 años de cárcel y cadena perpetua, respectivamente, por haberlo torturado y asesinado.

Son Thomas Hughes, de 29 años de edad, y su novia, Emma Tustin, de 32, a quienes un tribunal de Birmingham, Reino Unido, encontró culpables del fallecimiento de Arthur Labinjo-Hughes.

Madrastra tortura a niño de 6 años hasta morir; padre lo permitía
PUBLICIDAD

Son Thomas Hughes, de 29 años de edad, y su novia, Emma Tustin, de 32, a quienes un tribunal de Birmingham, Reino Unido, encontró culpables del fallecimiento de Arthur Labinjo-Hughes.

PUBLICIDAD

imagen-cuerpo

De acuerdo con las investigaciones, los hechos se registraron en junio del 2020, cuando el menor sufrió de una lesión cerebral grave, que lo tuvo agonizando varias horas, hasta que murió.

Sin embargo, no sólo fue eso, sino que el indefenso era castigado por su madrastra con 14 horas de aislamiento, no le daban de comer ni de beber, y era obligado a dormir en el suelo.

Además, Tustin le tomaba fotos al pequeño en tanto este agonizaba en el pasillo donde presuntamente se había accidentado.

Cuando por fin fue atendido, la mujer le explicó a los médicos que el niño se había caído y golpeado la cabecita en cinco ocasiones, pero había tardado 12 minutos en llamar a emergencias.

imagen-cuerpo

Asimismo, los investigadores encontraron mensajes de texto de Hughes, padre de Arthur, en el que le indicaba a su mujer que no "moviera un músculo", y en otro le decía: “Ponlo junto al refrigerador, sácalo fuera o donde sea, regálalo o sácalo con la basura”, cual si fuera un desecho.

Además, Hughes envío un mensaje a su esposa en el que le decía: “Sólo termina con él", mientras que a un vecino le dijo: “Si escuchas a alguien decir 'no me mates', ignóralo, no lo estoy haciendo daño”.


PUBLICIDAD