CNDH denuncia “uso excesivo de la fuerza” de militares

La queja se basa en un operativo que dejó 12 muertos en Tamaulipas en 2020, entre ellos tres personas que estaban reportadas como desaparecidas

Por: Edel Osuna

El 3 de julio de 2020 integrantes de la Topa del Infierno, brazo armado del Cártel del Noroeste (CDN), emboscaron a militares que realizaban patrullaje por la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas, con resultado de 12 sicarios muertos, entre ellos tres personas que habían sido reportadas como desaparecidas.

El encontronazo fue grabado y compartido en redes, que provocó diversas reacciones; sin embargo, este lunes, mediante un comunicado, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) denunció uso excesivo de la fuerza por parte de los castrenses.

imagen-cuerpo

De acuerdo con el organismo autónomo, se indicó que dentro de las camionetas de los sicarios llevaban en las cajas a tres personas reportadas como desaparecidas, y quienes fueron reportados entre las bajas civiles.

Por ello, Derechos Humanos emitió una recomendación contra Luis Crescencio Sandoval, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), y a Irving Barrios, de la Fiscalía de Justicia de Tamaulipas, por no haber efectuado una investigación adecuada de los hechos.

imagen-cuerpo

“(Se) acreditó la violación al derecho humano a la vida, por uso excesivo de la fuerza, atribuible a personal castrense; así como la vulneración del derecho de acceso a la justicia, en su modalidad de indebida procuración de justicia, por parte de servidores públicos de la Fiscalía estatal”, indicó.

EL ENCONTRONAZO

De acuerdo con lo que informó la Sedena, el 3 de julio de 2020 militares repelieron una agresión cuando realizaban tareas disuasivas en un convoy en Nuevo Laredo.

Y es que la Defensa Nacional señaló que, para proteger su integridad física, los soldados sólo repelieron la agresión de los civiles, quienes iban vestidos con ropa táctica y fuertemente armados, quienes fueron identificados como integrantes de la Tropa del Infierno.

Los sujetos viajaban en tres camionetas, que en las imágenes se ve que los abordantes van disparando contra los soldados, quienes repelen la agresión.

imagen-cuerpo

Asimismo se escucha que cuando los tipos son reducidos, los militares declaran un alto al fuego, sin imaginar que en una de las camionetas iban las tres personas desaparecidas.

Sin embargo, Derechos Humanos documentó que, de acuerdo con el dictamen de la Fiscalía General de la República (FGR), entre las víctimas iban los desaparecidos, pues eran “transportadas en la batea de una de las camionetas donde viajaban los agresores”, por lo que no pudieron haber disparado.

Por ello, la CNDH recomendó la reparación íntegra del daño a las víctimas indirectas que acrediten el derecho, así como una compensación justa y suficiente.

Además, pidió que les fuera proporcionada atención médica y sicológica.

DEJA UNA RESPUESTA

Noticias Recientes