buscar noticiasbuscar noticias

Al bote por lesionar a perro con botella rota

El sujeto fue detenido por crueldad animal al lesionar con una botella rota a un perro de la raza PitBull

Agentes estatales de Investigación cumplimentaron una orden de aprehensión contra un sujeto identificado como José Francisco "N", de 26 años de edad por el delito de crueldad animal.

Los hechos que se le imputan ocurrieron el pasado 17 de abril del año en curso y la denuncia fue interpuesta por el dueño del canino, quien manifestó que el día antes mencionado, alrededor de las 19:30 horas su mascota salió a la calle, donde fue agredido por el presunto atacante en distintas partes del cuerpo utilizando una botella rota, causándole varias heridas.

Al bote por lesionar a perro con botella rota
PUBLICIDAD

Los hechos que se le imputan ocurrieron el pasado 17 de abril del año en curso y la denuncia fue interpuesta por el dueño del canino, quien manifestó que el día antes mencionado, alrededor de las 19:30 horas su mascota salió a la calle, donde fue agredido por el presunto atacante en distintas partes del cuerpo utilizando una botella rota, causándole varias heridas.

PUBLICIDAD

José Francisco fue detenido por fuera de un domicilio marcado con el número 470 de la calle Melchor Ocampo del Centro de Nuevo León, fue ingresado al Cereso No. 2 del Estado, que se ubica en Apodaca, N.L.

Cabe destacar que en el mes de julio, el Congreso del Estado reformó el artículo 445 del Código Penal para el Estado de Nuevo León, que habla de maltrato y crueldad animal.

Mencionada reforma fue aprobada por unanimidad por los funcionarios, al considerarse como la antesala de la violencia al romper con la convivencia pacífica de la sociedad.

Por lo que tras su aprobación ahora el Código Penal, establece sentencias de 1 a 3 meses de prisión, además de sanciones monetarias que van de las 25 a 50 cuotas, para todos aquellos que por acción u omisión cometan maltrato animal en contra de cualquier especie doméstica.

Asimismo si el maltrato o crueldad realizado ponga en peligro la vida de la mascota la pena se incrementará al a mitad y de causarle la muerte, el responsable podría pasar de 6 meses a dos años tras las rejas, además deberá de pagar de 100 a 250 cuotas.

Y en caso de que el maltrato sea infligido por algún servidor público que derivado de su función esté a cargo del cuidado de las mascotas, además de la sanciones antes mencionadas, será inhabilitado para ejercer algún cargo o comisión por el mismo periodo que dure la sanción interpuesta.


PUBLICIDAD