buscar noticiasbuscar noticias

¿Votos o vacunas?

Por querer mostrarse como los "salvadores" de los mexicanos con la aplicación de la vacuna contra el covid, los funcionarios federales han quedado más mal que bien.

Desafortunadamente, el proceso que pudo aplicarse solamente con el personal del Sector Salud, se convirtió en una auténtica fiesta para mostrar a unos "servidores de la nación" que de vacunas saben lo que yo de astronomía.

De hecho, México ha sido reconocido en el mundo por el éxito de sus campañas de vacunación contra el sarampión, poliomielitis, rubéola, hepatitis, entre muchas otras enfermedades que en su momento fueron desterradas del ámbito nacional.

¿Votos o vacunas?
PUBLICIDAD

Año tras año se celebraba la Semana Nacional de Salud o de vacunación como se le conocía también, y se recorría el país entero con los biológicos a cuestas e incluso los reporteros llegamos a difundir historias del personal que llegaba en burro hasta las partes más recónditas del país.

PUBLICIDAD

El enfoque era hacia los niños, pero de igual modo se aprovechaba para que los adultos mayores fueran inmunizados y casi siempre se alcanzaban altas metas en este proceso que ayudó al país a ser ejemplo en materia de vacunación.

Pero hoy, como se da cuenta en muchas informaciones de medios o de la gente en las redes sociales, los "salvadores" de este país contra el coronavirus, se quedaron chiquitos ante la magnitud de la tarea para ellos desconocida.

Se atendió el proceso únicamente en función de intereses electorales y por ello, miles de adultos mayores que desde hacía varios meses no salían a las calles para resguardarse de los contagios, tuvieron que ir a soportar una jornada de espera bajo los rayos del sol, que en estas tierras no son nada agradables, durante varias horas.

Los "reporteros ciudadanos", en sus redes sociales escribían sucesos como el siguiente:

"¡Que bárbaro!!! No tienen consideración!! Son personas con problemas de movilidad muchos, enfermedades, y que requieren de apoyo de sus familiares. Con este grupo de edad no se puede hacer esto. Algunos parados, otros debieron llevar su silla. Pero lo más preocupante es que, si no se habían contagiado antes, ahí probablemente lo van a hacer, porque no se respeta la sana distancia".

El clamor de muchos fue en torno a la desorganización de los "organizadores" que, para empezar, llegaron en muchos de los casos un poco más tarde que los primeros citados y eso que muchos adultos mayores decidieron madrugar y desde las 4 de la mañana ya estaban listos para recibir el biológico.

Luego, no respetaron el orden acordado y, en consecuencia, el caos se apoderó de algunos centros de vacunación.

Lógicamente, quienes recibieron la vacuna rápidamente salieron contentos y, pensándolo bien, eso es lo que este gobierno quiere: que los ciudadanos batallen para obtener su cita y salir los "servidores de la nación" como quienes salvaron a la población de la pandemia.

No se vale que por intereses electorales mezquinos se haga sufrir a los adultos mayores. Si el "barrido" de las ciudades y comunidades rurales con la vacuna se hubiera encargado a los integrantes del Sector Salud, ya hubieran cumplido sus metas con profesionalismo y calidad.

Sonora y el país no necesitan de poses populistas. Suficientes problemas ya se tuvieron con los que gobernaron antes como para que ahora que, se supone, hay una transformación en marcha, las cosas se compliquen solamente porque les interesan mas los votos que la salud.

Comentarios: francisco@diariodelyaqui.mx