buscar noticiasbuscar noticias

Valle del Yaqui hierve

No solamente es miedo lo que se siente en el ambiente

También la desconfianza en todo, hasta en la sombra que nos persigue y un sentimiento de que la región se ha convertido en el albergue mas grande de los integrantes del crimen organizado.

Como reina la impunidad, siguen llegando de otros lugares o siguen reclutando a los jovencitos locales a los que les atrae el dinero fácil, el que creen los hará ricos de la noche a la mañana, sin darse cuenta de la trampa hasta que, como peces pequeños, los atrapan o los matan.

Valle del Yaqui hierve
PUBLICIDAD

Y mueren también sus ilusiones de poder, de riquezas, a la par que el alma de los suyos, de sus padres y amigos, fallece también por verlos desaparecidos o en la plancha de una morgue.

PUBLICIDAD

Esa es la cruel realidad de una zona caliente como la de Cajeme, en la cual las firmas por la paz no cuentan ni aunque el Papa estampe su rúbrica.

Eso no tiene validez mientras los mismos dirigentes de las corporaciones salgan de su miedo, o su connivencia, a atacar con políticas realistas, al crimen organizado, no con abrazos que dan mucho qué pensar en complicidades.

De qué sirve, por ejemplo, que el capitán Tarango, de la Policía Municipal, sepa hasta cuando los capos internacionalmente famosos cambian su residencia, si no los toca ni con el pétalo de una rosa.

Y por mas abrazos prometidos, los delincuentes no reaccionan a las solicitudes de treguas sino que cada día incrementan sus acciones, que desconciertan hasta a los mismos jefes policiacos y tienen que venir las órdenes de arriba, de bien arriba, para que comiencen a actuar.

Pero la incertidumbre y desconfianza no es solamente hacia las autoridades policiacas o en el juego de policías y ladrones.

Se requiere ya que María Dolores del Río Sánchez muestre que no solamente quiere saber comunicar lo que se hace en Seguridad Pública sino también que haya acciones concretas para detener ya la violencia.

También en la Tribu Yaqui comenzaron las escaramuzas en torno al llamado Plan de Justicia, sobre todo en lo relacionado al agua y el territorio.

Advierten en las redes sociales que se encienden las alarmas en territorio indígena. "El tiempo apremia para revocar el pésimo decreto que se firmó el pasado 28 de septiembre", se lee.

Los ocho pueblos fueron convocados a la Comunila de Pótam para analizar el documento y dar a conocer las trampas detrás del decreto. A esa reunión acudieron Huírivis y Ráhum, según se supo.

Pero al mismo tiempo, advierten, se convocó a reunión urgente en Vícam, pero todo con el afán de hacerle un boicot a las pláticas de Pótam, pero no tuvieron eco.

Total, que los jaloneos en la Tribu Yaqui están a la orden del día y lo cierto es que la desconfianza sube como la espuma, sobre todo porque sienten muchos que el llamado Plan de Justicia solamente fue acordado con los pocos, pero la población yaqui no pudo opinar, aunque los gobernadores duales fueron bien recompensados para ser comparsas.

Así que antes de que se desaten las rebeliones, las oficinas de inteligencia del gobierno, en seguridad pública o en materia política, tienen que trabajar para apagar el fuego del Valle del Yaqui.

Antes de que el llano sea consumido por las llamas, habrá que solucionar muchos pendientes o todo se saldrá de control y será demasiado tarde cuando quieran actuar.

Comentarios: francisco@isamultimedia.com.mx


PUBLICIDAD