Un pequeño gran detalle

Por: Redacción

Antier que escribí mi columna llamada ¿Y qué ofrece Obregón?, en donde enumeré una serie de bienes y servicios que tiene nuestra ciudad y nuestro municipio a un extranjero que me lo preguntó, ese mismo día recibí un mensaje en mi correo electrónico que me obligó a poner los pies en la tierra, y no es que hubiera olvidado la pandemia que aún se cierne sobre estas yertas tierras, si no que olvidé como por arte de magia un pequeño gran detalle que nos tiene a todos en la lona.

El mensaje dice: “…hoy, con tristeza, , suma tristeza, te comento que hay muchas cosas más que podemos ofrecer al visitante (como) el estadio de beisbol, los pueblos yaquis, ir a comer al Paredón Colorado, la ruta de la leche, universidades, etc... Pero, el gran problema es la inseguridad. Ni siquiera los que vivimos aquí podemos disfrutar del Valle del Yaqui ni la ciudad.

Cada comunidad está secuestrada por grupos del crimen organizadoya no podemos ir a Quetchehueca, Pueblo Yaqui, San José de Bácum, Campo 60, Campo 5, Bácum, Campo 30, Villa Juárez, Campo 29 y otros muchos más.

Si lo haces, mínimo te para un comando y si te va bien te quitan el carro, el celular y cartera. Si no pregúntale a Reginaldo T., al Fredy C., Enrique O., y muchos agricultores que no pueden ya ni siquiera ir a revisar sus siembras.

Las extorsiones a comerciantes, agricultores, empresarios y gente común y corriente están a la orden del día.

¿Ya se te olvidó lo que le pasó al empresario y dirigente de Canacintra?

Nadie denunciase acabó la paz, la tranquilidad, los tiempos en que podría salir a un canal, a una bomba de agua con la familia a pasear, a la misma presaen este año ya casi van 400 muertos y no de Covid, sino con cuerno de chivo, R-15, Barrets y demás.

Todo esto lo sabe la autoridad; hay retenes en los pueblos pero de mañosos, no de la policíala famosa Guardia Nacional, el Ejercito, todos lo saben, pero por qué no van a los puebloso están arreglados o tienen miedoasí que déjate de cosas de andar ofreciendo a la región como destinode lo que tenemos, nada o casi nada podemos disfrutar por ese cáncer que cada día avanza más que se llama inseguridadpero si no me crees, date un vuelta y- de día- por las comunidades que te menciono arribasi vuelves sin novedadme dices”.

Esto es parte del mensaje que me hicieron llegar respecto a mi columna de antier, mismo que pongo a su consideración y le invito a enviarme sus comentarios.

Jesushuerta3000@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA