buscar noticiasbuscar noticias

Todo sea por el beisbol

La realidad supera la ficción: directivos de Canaco en Ciudad Obregón, en rueda de prensa, piden "tregua" al crimen organizado

Como ya es costumbre en este México mágico trágico, la realidad vuelve a sobrepasar la ficción: La directiva de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), de Ciudad Obregón, en rueda de prensa pidió una “tregua” al crimen organizado para al menos durante los días en que se llevará el Campeonato Mundial Sub-23 de Beisbol en nuestra ciudad, provocando, por supuesto, que a los noveles directivos les llovieron críticas…y una que otra felicitación por el desplante de los representantes de los comerciantes locales al atreverse a pedirle a los “malos” que se porten bien, muy al estilo en que lo ha venido haciendo el presidente en este país que cada día está más perdido entre el crimen organizado y las adicciones.

Hubo, también, quien dijo que se vieron muy mal al sugerir esto, ya que estaban “normalizando” la violencia, cuando la violencia es la nueva normalidad en todo el país, más en nuestra olvidada por (casi) todos, ciudad que carga a cuestas la nada honrosa cuarta posición entre las ciudades más peligrosas del mundo.

Jesús Huerta Suárez
PUBLICIDAD

Hubo, también, quien dijo que se vieron muy mal al sugerir esto, ya que estaban “normalizando” la violencia, cuando la violencia es la nueva normalidad en todo el país, más en nuestra olvidada por (casi) todos, ciudad que carga a cuestas la nada honrosa cuarta posición entre las ciudades más peligrosas del mundo.

Noticia Relacionada

PUBLICIDAD

Otros dijeron que cuando menos ya iban 48 horas de paz desde que los directivos de la Canaco pidieron el favorcito a los malandros. Y es que cada quien hace su lucha, dirán otros. Y, sí. Cada quien hace su lucha, unos por vender alimentos, cuartos de hotel, rentar autos, diversión y otros sus sustancias ilegales que tanto gustan en nuestra comunidad.

Por su parte, el alcalde de Cajeme Javier Lamarque, ante pregunta expresa de la periodista Mary Verdugo sobre si los participantes en este campeonato podrían sentirse seguros en nuestra ciudad durante el campeonato, a lo que respondió: “Van a estar alegres”, y cambió de tema durante la entrevista exprés que le realizaron mientras supervisaba las condiciones del estadio.

Yo, lo que digo, es que, cuando menos, las declaraciones de Ivonne y Mario, de la Canaco, fueron crueles, pero sinceras, y me parece que provocaron que de inmediato los tres niveles de Gobierno se avocaran a darle la atención que este evento internacional que tendrá como sedes a Obregón y Hermosillo, requiere, además que obligó a la flamante directora de Seguridad Pública en Sonora, María Dolores del Río, a salir al quite asegurando que “Por instrucciones del Gobernador, hemos trabajado desde la Secretaría de Seguridad Pública de Sonora y las distintas instancias para que esta fiesta deportiva sea un evento familiar y seguro en todo sentido…”.

Mientras esto pasaba, en mi cabeza resonaban las palabras de la secretaria de Seguridad del país, Rosa Icela Rodríguez, ante el Senado de la República: “Este Gobierno no viene a ganar una guerra, sino la paz”, cuando el pueblo sabio lo que más quiere a unas horas de que empiece el campeonato, es que el campeonato se quede en casa de nuevo.