buscar noticiasbuscar noticias

Sonora y sus demonios

Se desataron los demonios. Como anillo al dedo cayeron las palabras de la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano:

Se los digo fuerte y claro, Sonora se compite, no se negocia. Sonora se gana, no se regala. Sonora se convence, no se concede. El que quiera tener el honor de gobernar Sonora debe saber que aquí se gana a la gente con trabajo, con esfuerzo, con resultados”.

Sin decir nombres ni siglas, la mandataria sonorense clavó fuerte la estaca en el corazón de quienes ya se dan por ganadores de la gubernatura y que, aliados a fuerzas que se mueven en la oscuridad pero que, por ser fluorescentes, son fáciles de distinguir a la hora de sembrar dudas, odios, rumores e insidias.

Hemos llegado a un proceso electoral fuerte, agresivo, de campañas negras. Ni la institución de la izquierda se salva. A nivel nacional, a Porfirio Muñoz Ledo le organizaron una manifestación para llamarlo acosador de mujeres, con tal de que no asumiera la Presidencia de Morena nacional.

Creíamos que con la Cuarta Transformación ese tipo de maquiavélicas acciones se había ido a la basura de la historia, pero sigue presente y quizá perfeccionadas por unos morenistas que traen el PRI en el ADN.

Por eso, los de Morena en Sonora muy rápido tomaron el chaleco lanzado por la gobernadora y se lo pusieron.

“¿Valió la pena luchar por Sonora? ¡Claro que vale la pena! Por eso es que estamos escuchando rumorespor eso es que vendrán más ataques sin fundamento, porque los gobiernos del PRI en Sonora hemos puesto la vara muy alta, en educación, en salud, en carreteras y ciudades con calidad de vida, en atracción de nuevas empresas, en manejo pulcro de los recursos, la vara muy alta en inclusión y atención a quienes menos tienen”, dijo la Gobernadora.

Y con eso bastó para que los demonios guinda saltaran, como si a ellos se refiriera la mandataria cuando dice que son los resultados los que hablarán a la hora de convencer a los sonorenses.

A fuerza de ser sinceros, losresultadosde quienes quieren tomar por asalto el poder en 2021 solamente se fincan en el carisma de un hombre y no en la baja en las cifras de los delitos o en la mejora sustancial de la calidad de vida de la población, que con dádivas solo podrá aguantar hasta que el presupuesto reviente.

Y surgen los comentarios en el sentido de que hay un gran avance en la posibilidad de una alianza entre PRI, PAN, PRD e incluso Panal en un determinado momento, además de la propuesta de Ana Gabriela Guevara para candidata del PT, lo cual ha puesto muy nerviosos a los morenistas que ven amenazada suestabilidaden las encuestas, hoy al alza pero mañana quién sabe, sobre todo si se toma en cuenta que Sonora no suele votar por la izquierda de manera natural y a estas alturas aún hay muchos indecisos que con su voto que pueden inclinar la balanza para cualquier lado.

Por ello, le urge a los nerviosos enviar mensajes de que ya hay negociaciones en torno a la gubernatura, lo cual hace dudar a algunos, por mas convencidos de sus ideales que estén, o bien que no sientan bien atendidos en la actual administración estatal.

 Como quiera que sea, las palabras de Pavlovich Arellano le pusieron sabor al caldo electoral y de seguro moverán piezas que permita poner a cada político en su lugar.

Porque son tiempos de definiciones. Y los timoratos no alcanzarán ni regiduría.

Comentarios: francisco@diariodelyaqui.mx