buscar noticiasbuscar noticias

Sonora y los estadistas

Ya se acercan las campañas políticas. Hasta el momento no se ven movimientos de calidad entre los partidos políticos para llevar a Sonora a mejores niveles de productividad, competitividad y desarrollo económico y social.

A como se han perfilado las circunstancias, todo mundo anda pensando solamente en el 6 de junio y punto.

Francisco Gonzalez Bolon
PUBLICIDAD

No se han preocupado por tener visiones de largo plazo mediante las cuales se construya no solamente una estrategia para ganar las elecciones sino un proyecto de gobierno mediante el cual se proyecte una entidad poderosa, a la altura de las grandes generadoras de empleos, de bienestar para los suyos.

PUBLICIDAD

No se trata solamente de obtener el poder para venganzas políticas o personales. Se trata de construir un Sonora en el cual los índices de seguridad, de prosperidad económica y tranquilidad social estén firmemente atados a políticas públicas mediante las cuales cada familia tenga en sus mesas alimento cotidiano, seguridad, educación y salud con calidad de vida.

Ya debe de dejarse de pensar en llegar al poder para satisfacer necesidades inmediatas de la población solamente con subsidios o programas sociales paternalistas que si bien producen votos, acarrean más miseria y ahonda las desigualdades que se pretenden reducir.

Se trata, sobre todo, de aprovechar las fortalezas, talento y voluntad de cada individuo para construir y no para destruir lo hasta ahora logrado.

Habrá cosas males para erradicar, pero también las buenas para aprovechar y ese debe ser el eje de los proyectos de gobierno de quienes hoy andan en el camino para conseguir la legitimidad electoral.

Aunque suene a frase trillada, Sonora necesita de la participación de cada uno de sus habitantes, no de unos cuantos que monopolicen la vida pública en beneficio de unos poquitos.

Solamente quienes tengan visión de estadistas sabrán aprovechar la campaña política y, si ganan, el ejercicio de gobierno para reencontrar la prosperidad y el empuje que siempre ha caracterizado a los sonorenses, pero que por razones de egoísmos personales se ha desdibujado y en vez de subir, el globo de la superación, individual y colectiva, ha ido cayendo sin que alguien encuentre el camino para detener ese desplome.

Es muy fácil echar culpas a diestra y siniestra, con frases a veces no pensadas que solamente vuelven mayúsculo un problema que pudo haberse evitado al conectar la lengua con el cerebro.

Ya no se trata de ver quién vocifera mas sino quién tiene los arrestos para hacer de Sonora una tierra de oportunidades para propios y extraños. Para los que pueden invertir su escaso patrimonio como para quienes cuentan con mayor capacidad para generar negocios con empleos y salarios de calidad.

Al final de cuentas, como se dice en el argot popular, lo que los sonorenses de bien desean es tener, principalmente, salud y un empleo.

Lo demás llega por añadidura.

Y ojalá encontremos este 2021 al estadista, al líder que pueda poner el barco rumbo al buen puerto. Ya de improvisaciones y atole con el dedo, estamos hartos.

Comentarios: francisco@diariodelyaqui.mx