buscar noticiasbuscar noticias

Quinto Informe

Con la presentación del quinto informe por parte de la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, ahora , puede decirse, el proceso electoral ha comenzado.

Al menos así se ha estilado durante los últimos sexenios, pero también se ha visto que ya hay muchos adelantados que andan prácticamente en campaña porque necesitanposicionarseante la opinión pública sonorense.

Hasta donde se ha sabido, son muy pocos los gobernadores que han dejado a sus posibles sucesores como candidatos.

Quizá el único reciente que fue impuesto por el mandatario en turno fue Alfonso Elías Serrano y ya ven qué tan mal le fue y, de paso, a todos los sonorenses.

El de este periodo será un parto electoral muy doloroso. Ya se están viendo los esfuerzos que están haciendo los partidos políticos para que sus productos sean los mejores, los más aceptados por una población que día a día es más exigente sobre lo que sus gobernantes deben hacer para resolver viejos problemas.

No de qué lado estará usted. Si de los que aplauden el paso del actual sexenio o de los que demuestran todo lo contrario. Por supuesto que tiene sus aspectos positivos, pero también habrá quienes vean el vaso medio vacío. Eso ya depende de la ideología que cada quien practique.

Porque muchas veces sin conocimiento se critica a los gobiernos, solamente porque el color del partido del que proviene, no es del agrado de quien emite el juicio.

Lo que puede decirse es que ha sido un gobierno muy especial, principalmente porque Pavlovich Arellano es la primera mujer que llega a dirigir los destinos de Sonora.

En una sociedad tan machista como la actual, muchos no pueden concebir que al frente de la administración pública pueda estar una mujer.

Pero los nuevos tiempos están dando lecciones y una de ellas es que hay tanta capacidad en un hombre como en una mujer para liderar una empresa de cualquier índole, pública o privada.

Para los periodistas es complejo escribir bien o mal de un gobierno. De cualquier modo, a quien no le guste el comentario, el epíteto menor que usará será el dechayoterosi sus críticas se enfocan a realzar buenos aspectos de una administración.

Y, por el contrario, si se habla sobre lo malo, los simpatizantes de ese gobierno también lo tildarán devendidoy se convierte en un cuento de nunca acabar al estar dando explicaciones puntuales sobre determinada postura.

Por eso, habrá que recurrir al, digámoslo así, trillado método de remitir al juicio de la historia la calificación que merece uno u otro gobernante.

Debe ser la sociedad la que juzgue lo que se haga o se deje de hacer.

Dentro de un año se estará en los momentos de estrenar nuevas autoridades. ¿Quiénes serán? Es difícil dar un pronóstico. Lo único cierto es que, una vez mas, quien gane deberá dejar atrás, muy atrás, el tono de una campaña electoral y asumir el papel de estadista.

Quien quiera que sea el ganador de la próxima contienda electoral deberá saber que Sonora no necesita ni quiere más confrontaciones electorales sino un clima óptimo para crecer, tener empleos bien remunerados y, sobre todo, vivir en paz, sin temores al salir a la calle y toparse con una bala perdida.

Creo que no es mucho pedir.

Comentarios: francisco@diariodelyaqui.mx