buscar noticiasbuscar noticias

Primer debate, nada para nadie

A pocos días de haber escuchado el primer debate de los candidatos al Gobierno del Estado de Sonora, nos queda claro que la moneda aún está en el aire, debido a que ninguno de los candidatos cuenta con una ventaja que les brinde seguridad rumbo al día de la elección, a pesar de que algunos aspirantes se han empeñado en comunicar una "amplia" ventaja a sus competidores según sus encuestas.

El primer debate dejó mucho que desear entre los sonorenses que esperábamos ver una confrontación de ideas que permitiera conocer de que están hechos para tomar una decisión más acertada, cosa que no sucedió debido a múltiples razones como son:

Primer debate, nada para nadie
PUBLICIDAD

1. Una transmisión en vivo que, según diversas versiones, se vio atacada por hackers que pusieron en jaque a las autoridades del Instituto Estatal Electoral, lo que no permitió que la gran mayoría de los sonorenses que seguían el debate por medios electrónicos se informara de manera correcta y pusiera en tela de juicio la capacidad de las autoridades locales para brindar una jornada electoral conforme a derecho

PUBLICIDAD

2. Formato acartonado y poco flexible en el que era muy fácil para los candidatos hacerse de la vista gorda ante los señalamientos que sus contrincantes o los propios moderadores les hacían

3. Nerviosismo generalizado en todos los candidatos quienes se presentaron de una manera muy fría ante el electorado de la entidad, lo que implico que no se expusieran la mayoría de las propuestas con claridad

Evidentemente los ojos de la sociedad sonorense interesada en el proceso electoral estaban puestos en los tres punteros en la contienda, Ernesto Gándara, Alfonso Durazo y Ricardo Bours. En el caso del empresario Cajemense, Ricardo Bours, se trató de una verdadera desilusión debido a que la gran mayoría de los espectadores del debate esperaban ver a un Ricardo mucho más agresivo e incisivo en sus señalamientos como él mismo lo había predicado a través de sus redes sociales, quien terminó refiriéndose a Durazo por sus malos manejos y a Gándara como una persona que se ha manejado con rectitud en su paso por el servicio público.

Alfonso Durazo presentó un total de 32 propuestas emblemáticas de su proyecto de gobierno y fue el más señalado de los candidatos, donde el momento más álgido se vivió cuando la candidata por el partido Fuerza México, Rosario Robles, le recriminó que, si se guardara un minuto de silencio por cada una de las víctimas, estaríamos 45 días callados. Por último, Ernesto Gándara comenzó el debate con nerviosismo y señalamientos hacia su persona en la que catalogaron sus propuestas como populistas, siendo el momento más llamativo de sus participaciones cuando comenzó a realizar acusaciones de espionaje de las que son objeto su esposa y el propio candidato.

Sin duda, un primer debate que dejó con mal sabor de boca al electorado sonorense, afortunadamente para los ciudadanos habrá un segundo debate en el que el Instituto Electoral de Sonora tendrá que redimirse de todos sus errores para presentar un formato a la altura de las exigencias, los ciudadanos estaremos a la expectativa esperando el tema que todos queremos escuchar, seguridad.

borbonmanuel@gmail.com