buscar noticiasbuscar noticias

Presidentes municipales de Navojoa

PUBLICIDAD

A continuación, algunos testimonios brindados a don Manuel Hernández Salomón (QEPD), último cronista municipal de Navojoa, 1997-2016.

Noticia Relacionada

PUBLICIDAD

Acerca de los Inukai, el Dr. Jorge R. Inukai compartió el siguiente testimonio “Llegaron procedentes de California, por ferrocarril, el (año)16 ya estaban en Roquefort. Don Tomás (Tokojiuro cambió a este nombre) llegó… aquí cayeron del 23 al 24. Mi papá (durante la guerra) estuvo un rato en Querétaro y otro rato en México, ya de Querétaro se vinieron acá, cuando se acabó el barullo”.

Sobre el Dr. L. K. Yeda. “En la Escuela Japonesa (aquí en Navojoa), aparte del idioma se tenían estudios de historia, geografía, geometría… el Director todas las mañanas dibujaba en el pizarrón los lugares por donde iban avanzando las tropas japonesas… Fue de los primeros que se tuvo que ir… Se tuvieron que ir, como el Dr. Yeda que fue un famoso médico y que empezó a construir el Sanatorio Lourdes, aunque su familia ya se había ido a Japón”. (Sra. Emiko Kawasaki Genda, esposa del Dr. Jorge R. Inukai).

“De las personas que llegaron a Navojoa por esos años, de los que tengo conocimiento fueron unos veinte, entre los cuales se encuentra mi papá, que era cirujano dentista; el Dr. L. K. Yeda, médico cirujano y partero; la doctora Ushida, que era también médica, cirujana y partera; el Sr. Tomás Inukai que era comerciante; el Sr. Manuel Gijashi que era huertero y se dedicaba a la venta de frutales y flores… ¿Espionaje? No, eso fue una calumnia porque, inclusive, se habló mucho al respecto del Dr. Yeda… se fue antes del 41, y eso fue desde antes que estallara la guerra”. (Dr. Héctor Yanajara Ibarra).

“Mi mamá se llamaba Margarita -Korita- de Kawano, y mi padre Masayido Kawano… Al estallar la guerra, la escuela (Escuela Japonesa) cerró y nuestro padre fue concentrado en México, D. F. y con él se fue nuestro hermano Masato… Mi padre murió en México el 3 de marzo de 1943. Solo sé que algunos fueron enviados a campos de concentración y ellos fueron Miguel Ishida y Tomás Hayakawa”. (Sr. Mónico Kawano, mecánico automotriz de Navojoa).

El Sr. Guillermo Antonio Bosse relató un episodio doloroso para su familia cuando un periódico publicó “Al nazi Agustín Federico Bosse no lo dejaron en México porque pagó 10 mil pesos en plata a no sé quién”. Continúa su relato: Pero qué mente de periodista decir “el nazi” … mi papá se había venido de Alemania en 1907. El nazismo de Hitler había nacido el 30 y tantos… El Profesor Magaña me decía “ya ves cómo trató la sociedad a tu papá”, refiriéndose a lo que había publicado el periódico, “porque cuando se iba a hacer una obra aquí en Navojoa, que, para el hospital, que, para otras cosas, lo primero que hacían era ir con el Sr. Bosse” … Hubo dos compadres muy queridos de mi papá, muy amigos… don Manuel Romo, padrino de mi hermano Agustín, y mi padrino don Plutarco Valdez”.

En 1944 continuaba el clima hostil, por parte del Gobierno Federal, hacia japoneses y alemanes asentados en nuestro país y algunos de ellos regresaron a Navojoa, su tierra adoptiva.

El periódico Ahora publicó el 22 de junio de ese año: “Algunos súbditos del Mikado que permanecieron por instrucciones de nuestro Gobierno en el interior del país, están volviendo a esta región y a la del Yaqui. Estos extranjeros consideramos se hayan venido en forma clandestina con objeto de atender los negocios que tienen establecidos y que dejaron en segundas manos”.