buscar noticiasbuscar noticias

Padrés gana a Sara García

El exgobernador de Sonora refiere que el secretario de Gobernación le llevó un recado de Peña Nieto que le "cayó como bomba"

No sé por qué, pero a Guillermo Padrés Elías no le creo ni el bendito, como decía mi nana.

Ahora que el ex Gobernador de Sonora ha salido a justificarse por el desaseo de su administración, entre 2009 y 2015, saca de pretexto que el ex Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, lo quería obligar a cerrar el acueducto Independencia.

Francisco Gonzalez Bolon
PUBLICIDAD

Ahora que el ex Gobernador de Sonora ha salido a justificarse por el desaseo de su administración, entre 2009 y 2015, saca de pretexto que el ex Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, lo quería obligar a cerrar el acueducto Independencia.

PUBLICIDAD

A otro perro con ese hueso. Si durante el gobierno de Peña Nieto hubieran querido cerrar la obra de la enemistad entre el sur y el centro de Sonora, sencillamente las dependencias federales acatan las decisiones judiciales emitidas y ese cuento se acabó.

Lo mismo puede suceder ahora. Si Semarnat, CFE y Conagua, principalmente, lo desearan, simplemente dejan atrás el desacato a una orden judicial y se comienza a cumplir la ley porque los juicios ya están ganados, tanto de productores como de la Tribu Yaqui.

Expuso que el ex secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, le dio un recado del Presidente de la República:

"El presidente te pide que cierres el Acueducto Independencia”.

Y, más dramático que Sara García en sus buenos tiempos, agregó:

“Me cayó como bomba, sentí hasta que se me iba la respiración, me entró un escalofrío, no lo podía creer, me quedé en silencio, no lo podía dimensionar".

¿Así o más cínico?

Pero la advertencia del ex gobernador no se dejó esperar pues apuntó que seguirá luchando para que el poder del Estado no se use para perseguir adversarios políticos, además de que se respete el estado de Derecho.

Cuando terminó de decir esas frases, de seguro un hilillo de sangre le escurría por la comisura de los labios.

Cómo puede decir eso alguien que durante la imposición del acueducto Independencia se dedicó a atormentar a sus críticos, a enviarle auditoría tras auditoría a sus empresas, a quitar notarías a algunos abogados, a meter a la cárcel a indígenas, a reprimir cualquier intento de crítica en los medios de comunicación.

¡Por favor! Padrés Elías quiere venir a verle la cara a los sonorenses una vez más. Ya lo hizo cuando dejó las finanzas del Estado temblando y ahora quiere que nos condolamos de él porque fue, según quiere hacernos creer, una víctima del sistema, cuando en realidad se despachó con la cuchara grande, en todos sentidos.

Si hay quien le crea a este señor, solamente hay que recordarle que, como varios políticos lo han hecho, prometió desterrar la corrupción que, según él, le dejaba la administración de Eduardo Bours Castelo.

Pero en realidad lo que se vio durante su sexenio fue más corrupción. Y si muchos de sus subalternos no están en la cárcel es porque supieron esconder bien la manera en que lograron dinero o negocios a costillas de los sonorenses, de tal modo que quienes quisieron castigarlos recurrieron a estrategias mal diseñadas de inventar testigos, lo cual al final valió para que nadie pudiera lograr su fotito detrás de las rejas.

Pero que no venga hoy el ex gobernador, con entrevistas a modo, a querer hacernos creer que es un santo y que pronto del cielo le caerá la aureola solamente porque ha podido redimirse de sus pecados ante el apoyo que ha brindado a candidatos de Morena.

Como si uno no supiera cómo se las gastan en la política.

Comentarios: francisco@diariodelyaqui.mx