buscar noticiasbuscar noticias

Nuevo maíz

Así como en su momento el equipo del doctor Norman Ernest Borlaug hizo lo propio en trigo, se informa que después de 30 años de investigación, científicos mexicanos desarrollaron el Sistema Vitala, que revolucionará la forma de producir maíz en México y el mundo.

De acuerdo con el reporte hecho llegar a esta mesa de trabajo, el proyecto consiste en una planta híbrida más pequeña que la actual, pero con raíces más fuertes capaces de soportar vendavales, lluvias y otros efectos del cambio climático.

Pero, además, representa una tecnología sustentable porque los cultivos utilizarán menos fertilizantes y herbicidas, lo que significa que serán más amigables con los suelos de siembra.

Según el presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Bosco de la Vega, hay confianza en que el Sistema Vitala permita a México tener un campo más competitivo y avanzar lugares a nivel mundial en la producción del grano.

Según los desarrolladores de los estudios, la novedosa planta no se trata de un organismo genéticamente modificado, sino de un híbrido.

A diferencia de la planta de maíz convencional, esta es una planta enana que permite incrementar entre 20 y 30 por ciento la productividad por hectárea al poderse sembrar más semillas en el área habitual y aprovechar de mejor manera el agua, la luz solar y los nutrientes que necesita.

Los productores están conscientes de que ante la restricción presupuestaria que ha sufrido el campo nacional durante los últimos años, la mejor manera que tiene México de competir con Estados Unidos y Canadá, y con los 50 países con los que existen tratados comerciales, es con mejores costos de producción, con alimentos más responsables con el medio ambiente, con la salud de los trabajadores y los consumidores.

El creador de este sistema es Manuel Oyervides, líder del grupo de expertos que participó en el proceso, dejó claro que este híbrido incluso tiene una mayor capacidad fotosintética que el maíz convencional y que por sus características puede sembrarse en territorios de Europa y África.

Este producto, dijo, es de México para el mundo, y para todo tipo de productores, desde chicos, medianos y grandes; para riego y de temporal, y la nueva tecnología para la siembra de maíz ya es utilizada por productores de Sinaloa y Sonora.

Ahora el objetivo, indicó, es que a más tardar para 2024 sea adoptada por agricultores del centro de México y El Bajío, y posteriormente por los del Sur-Sureste del país.

Pero, en paralelo, dijo, se trabaja para llevarla a Estados Unidos, Brasil, Argentina y países de Europa.

 “Es una fiebre que iniciamos en México. Estamos empujando lo más posible nuestros procesos para acelerar el lanzamiento a todo el país por el gran valor y los beneficios que le traen al agricultor”, enfatizó.

Este proyecto, sin duda, demuestra el talento mexicano que una vez inició la llamadaRevolución Verdecon el trigo y puso al Valle del Yaqui y a Sonora en los escenarios mundiales.

En su momento, gracias a la hazaña de producir mas y mejor trigo para el mundo, al doctor Borlaug se le hizo merecedor del Premio Nobel de la Paz, en 1970, pero ese galardón se sintió como si hubiera sido para todos los científicos y productores locales que participaron en ese proceso.

Ojalá y esta nueva revolución, ahora en el maíz, sirva para que México vuelva a enarbolar la bandera de brindar alternativas alimenticias para los países que más lo necesitan.

Ya hacía falta una noticia de esta naturaleza.

Comentarios: francisco@diariodelyaqui.mx