buscar noticiasbuscar noticias

Migrantes mueren

Un estudio de la Universidad de Arizona, publicado en el periódico Arizona Daily Star, demuestra que ante los cambios en las políticas del Gobierno de Estados unidos, "los migrantes están tomando rutas más largas y peligrosas a través de la frontera de Arizona con México, lo que hace que el viaje sea aún más mortífero que hace años".

Retomamos parte de esta historia para señalar que los investigadores del Instituto Binacional de Migración de la universidad rastrearon tres décadas de muertes de migrantes en el sur de Arizona, basándose en gran parte en los registros mantenidos por la Oficina del Médico Forense del condado de Pima.

Francisco Gonzalez Bolon
PUBLICIDAD

El estudio, realizado en colaboración con el personal médico forense, mostró que las muertes de migrantes continuaron aumentando, a pesar de que menos migrantes cruzaron la frontera, y las ubicaciones de esas muertes se trasladaron a áreas cada vez más remotas.

PUBLICIDAD

"Aunque están cruzando menos migrantes, continúan muriendo en grandes cantidades y están pereciendo en algunos de los terrenos más traicioneros y accidentados del sur de Arizona", dijo Daniel Martínez, codirector del Instituto Binacional de Migración. "La letalidad de cruzar el sur de Arizona en general ha aumentado en los últimos 20 años".

El estudio surge en momentos en que la prolongada crisis de muertes de migrantes en el sur de Arizona parece estar empeorando.

El año pasado, el médico forense del condado de Pima recibió los restos de 209 migrantes encontrados en los condados de Pima, Santa Cruz, Cochise y Yuma, el total anual más alto desde 2010.

Otros conjuntos de restos encontrados en el condado de Maricopa hicieron que el total de 227 de 2020 sea el más alto registrado.

En lo que va de 2021, se han encontrado los restos de 51 migrantes.

Desde que comenzó la crisis a principios de la década de 2000, se han encontrado los restos de más de 3,400 migrantes y se ha informado a los médicos forenses. Pero esos registros solo pintan una imagen parcial de la crisis. Un número indeterminado de migrantes murió, pero sus cuerpos nunca fueron encontrados.

Las muertes de migrantes "no son un tema partidista", dijo Robin Reineke, investigadora científica social asistente en el Southwest Center de la universidad.

"Hemos visto varias administraciones federales ir y venir, y la crisis de pérdida innecesaria de vidas en las zonas fronterizas continúa", dijo Reineke. "Es importante estar informado sobre este tema antes de emprender políticas de inmigración y control de fronteras".

Para mostrar el mayor riesgo para los migrantes, los investigadores compararon la cantidad de restos encontrados cada año con las detenciones de la Patrulla Fronteriza, que a menudo se utilizan como un indicador de los cruces fronterizos ilegales en general.

Las detenciones de la Patrulla Fronteriza en el sector de Tucson de la agencia alcanzaron su punto máximo en 2000 con más de 600,000 detenciones. Ese año, el médico forense del condado de Pima recibió los restos de 70 migrantes. En comparación, los agentes del sector de Tucson realizaron alrededor de 66,000 detenciones el año pasado y el médico forense recibió los restos de 209 migrantes.

Para simplificar la comparación, el médico forense recibió un promedio de 32 juegos de restos por cada 100,000 detenciones a principios de la década de 2000. En el periodo de 2014 a 2020, esa tasa se elevó a 244.

Las políticas públicas sobre migración es la que ha obligado, de acuerdo con el estudio, a que los ilegales quieran evitar su detención al irse hacia áreas más lejanas y por lo tanto mas peligrosas.

"Es probable que estas políticas contribuyeron colectivamente a las muertes de migrantes en el sur de Arizona, ya que los solicitantes de asilo se desanimaron simultáneamente de ejercer su derecho legal a buscar asilo en los Estados Unidos y se desilusionaron sobre la probabilidad de un resultado exitoso, optando en su lugar por intentar emprender una travesía clandestina por el desierto", según el informe.

Y, sin embargo, los migrantes siguen llegando a la frontera.