buscar noticiasbuscar noticias

Los novios entraron a la suite nupcial donde pasarían su noche de bodas

Los novios entraron a la suite nupcial donde pasarían su noche de bodas. Ella le dijo a él: "Me pregunto cuál será el motivo de nuestra primera riña de casados, Pedro. Digo, Juan". Doña Solina declaró de pronto en la merienda de los jueves: "Mi marido es ratero". "¡Cómo es posible!" -exclamó sobresaltada una de las asistentes. "Sí -confirmó doña Solina-. Solamente a ratos va a la casa". En una cena Babalucas dijo: "La palabra 'palo' debe ser usada cuidadosamente, pues tiene varias acepciones". Preguntó una señora, divertida: "¿Cómo cuál?". "Bueno -respondió el badulaque-. Por ejemplo, para un oriental la palabra 'palo' significa suspensión de labores". El novio de Glafira, la hija de don Poseidón, habló con el genitor de la muchacha: "Vengo a pedirle la mano de su hija". "¿La mano? -replicó, áspero, el rudo granjero-. Lo primero que tiene usted que aprender en su trato conmigo, joven, es a llamar a las cosas por su nombre". La mujer de la Edad de Piedra le dijo con tono de cansancio a su marido: "Ay, Troglo. No porque todavía no haya televisión quieras estar todo el día a duro y dale". Doña Jodoncia salió de pésimo humor de la exposición canina. Traía un listón azul prendido a su abrigo de pieles. Don Martiriano, su marido, le dijo tímidamente: "¿Entiendes ahora por qué no quería yo que viniéramos?". Caco y Queco se metieron a una milpa a robar elotes. Para no ser vistos por el dueño se cubrieron con una piel de vaca. Queco se puso adelante y Caco atrás. En eso Caco vio que venía un toro con evidentes intenciones lúbricas. "¿Qué hacemos?" -le preguntó espantado a Queco. Respondió éste: "Yo haré como que estoy comiendo la hierbita, y tú mientras entretenlo". FIN.

Los novios entraron a la suite nupcial donde pasarían su noche de bodas
PUBLICIDAD