buscar noticiasbuscar noticias

Lily Torres Morán

Quizá peque de "mitotero", pero me ha de perdonar la compañera Lily Torres Morán la indiscreción: ayer se despidió del Instituto Tecnológico de Sonora, luego de varios años como docente y coordinadora de Comunicación Social de esa universidad.

En realidad, si por ella fuera, nunca hubiera dado ese paso porque es una enamorada de su trabajo y, sobre todo, de la educación, pero mejor le dejo su comentario en redes sociales para que nos explique directamente por qué ingresó ya a la etapa de su jubilación.

Francisco Gonzalez Bolon
PUBLICIDAD

Leamos:

PUBLICIDAD

"Concluyó un fructífero y maravilloso ciclo académico de mi vida laboral en ITSON.

"Agradezco al Rector, Dr. Jesús Héctor Hernández López, y al Vice Rector Académico, Dr. Jaime Garatuza Payán, por su gentil despedida y por el trabajo que hacen cada día con su excelente equipo para la trascendencia de nuestro querido ITSON.

"Hoy estoy muy contenta porque después de meses del derrame cerebral tan fuerte por el que pasé, los médicos ya me dieron de alta. La calaca vino por todo, pero se fue sin nada.

"He tenido el privilegio de trabajar en educación por más de 40 años. La formación de seres humanos no es un juego, lo entendí cuando me convertí en la primera directora del Colegio de Bachilleres más grande de Sonora, el plantel Obregón I, abriendo con ello el camino a otras mujeres.

"A los 26 años tuve el orgullo de fundar el plantel Obregón 2, de donde han egresado excelentes generaciones gracias a la vocación de servicio de sus maestros.

"Al ITSON le di lo mejor de mi vida como maestra, coordinadora de comunicación institucional y como ser humano por casi 30 años. Creo que hasta aquí fue suficiente, ahora el tiempo que me queda es para mi madre, mi esposo y mis 3 hijos.

"Quiero compartir la fortuna de mis vivencias con toda mi familia y amigos. Mis colegas ya entienden la enorme satisfacción de trabajar en la docencia y/o administración.

"Soy egresada del ITSON de Lic. en Administración, luego una maestría de educación y posteriormente un doctorado en docencia de la Nova Southeastern University.

"Me voy con la riqueza que solo la entrega y el servicio pueden traer a nuestras vidas, agradezco a Dios por haber sido la luz que me ha guiado todos estos años.

"Y a todos mis colegas, las palabras sobran, ahora me toca a mí aprender de mis alumnos quienes seguramente serán los maestros de un ITSON construido con justicia social".

Pocas veces se puede despedir en forma agradable de su labor a un funcionario público, como Torres Morán lo fue. Es difícil porque no todos entregan, como ella lo hizo, prácticamente su vida a la labor educativa o de promoción de una institución que tantas dichas ha dado a los habitantes de Sonora e incluso de otras entidades.

Hoy en Itson se han quedado sin una profesionista de gran capacidad y destreza en sus ocupaciones, pero estoy seguro de que Lily Torres Morán no se quedará sin el Itson.

Lo lleva en su corazón.

Comentarios: francisco@diariodelyaqui.mx