buscar noticiasbuscar noticias

LA OPOSICIÓN EN SONORA

Recién nombrados ya, el nuevo Gobierno del Estado, así como los 72 ayuntamientos, comienza una nueva etapa en la vida política...

Recién nombrados ya, el nuevo Gobierno del Estado, así como los 72 ayuntamientos, comienza una nueva etapa en la vida política de la entidad en la que se esperan un sinfín de cambios en el sistema político y de partidos del Estado de Sonora.

Una vez más comienza este largo proceso, en el que las autoridades electas tendrán que demostrar de qué están hechas, buscando llenar el ojo del electorado, pero, sobre todo, cumplir con las altas expectativas que se levantaron durante la campaña sobre la llegada total (ahora sí) de la llamada Cuarta Transformación a Sonora en la que la ciudadanía les brindó una segunda oportunidad para demostrar de lo que están hechos de la mano del recién estrenado gobernador, Alfonso Durazo.

PUBLICIDAD

Una vez más comienza este largo proceso, en el que las autoridades electas tendrán que demostrar de qué están hechas, buscando llenar el ojo del electorado, pero, sobre todo, cumplir con las altas expectativas que se levantaron durante la campaña sobre la llegada total (ahora sí) de la llamada Cuarta Transformación a Sonora en la que la ciudadanía les brindó una segunda oportunidad para demostrar de lo que están hechos de la mano del recién estrenado gobernador, Alfonso Durazo.

PUBLICIDAD

Por su parte, los partidos de oposición en Sonora se encuentran pasando por uno de los momentos más difíciles de los que se tenga memoria, toda vez que tienen varios años pasando por malas rachas, por lo que en esta ocasión una derrota de las magnitudes de las de los pasados comicios del 6 de junio podría significar para más de uno una debacle sin salida.

Comenzaremos por analizar el caso del Partido Acción Nacional, quien después de un largo receso volvió a gobernar la capital del estado, solo que está vez lo hacen en alianza con el PRI y el PRD, sin duda esta victoria significa para el blanquiazul un tanque de oxígeno que bien aprovechado podría representar un nuevo aliciente que lleve a los panistas de nuevo a la pelea; ya que como bien sabemos, dicho partido se encuentra sumamente debilitado después de perder prácticamente todo paulatinamente desde 2015. Para el PAN el hecho de haber tocado fondo en 2018 parece haber sido una lección interesante, esperemos, por la salud de la democracia sonorense, en los tiempos por venir hagan lo que mejor saben hacer, ser oposición.

En el caso del otrora partido oficial, el PRI, se encuentra en estos momentos viviendo su momento más complejo desde su instauración en la entidad, toda vez que las traiciones y divisiones internas han mermado la fuerza con la que se habían mantenido prácticamente desde siempre, aunado a la carga negativa que representa el haber sido gobierno durante los últimos años, ponen al PRI en Sonora en una situación de costo de oportunidad como nunca antes, o se renuevan o comienzan su inevitable descenso a partido satélite.

Para el PRD esta elección significo la resurrección, ya que, después de los resultados electorales de 2018 donde gran parte de su militancia migró rumbo a Morena, el partido del sol azteca había perdido el registro en la entidad, cuestión que subsano al obtener la votación necesaria para restablecerse en Sonora, ahora tiene la oportunidad de cogobernar en Hermosillo y de manera solitaria en Bacoachi, a lo que se le suma una importante cantidad de regidores, que si logran consolidarse podrían representar un nuevo comienzo para el partido del sol.

Por último, para Movimiento Ciudadano, el hecho de contar con un par de diputados en el Congreso, siete ayuntamientos y una buena cantidad de regidores, significan una oportunidad que no habían tenido antes, si bien es cierto que se esperaba un aumento mucho mayor en la cantidad de votos en los pasados comicios, Movimiento Ciudadano en Sonora tiene frente a ellos la coyuntura a su favor para colocarse como el partido referente en cuestión de oposición en la entidad y comenzar a competir de tú a tú con Morena como un partido grande, desplazando a los demás partidos de oposición, como ya ocurrió en Nayarit y Campeche.

Sin duda se espera que las condiciones de la entidad mejoren en cuestión de calidad de vida y bienestar para los sonorenses, en gran medida, dicha tarea es trabajo de los partidos de oposición, esperemos que ninguno de los anteriormente mencionados elija el camino de poner piedras en el camino al partido en el poder para buscar un beneficio particular, es decir, no podemos permitir que nuevamente la sed de éxito electoral de la oposición se base en minar las acciones de los morenistas.

¿borbonmanuel@gmail.com