buscar noticiasbuscar noticias

La espera económica por la política

Como siempre ha sucedido en el país, cuando se ve venir un proceso electoral, todo lo que es la dinámica económica en las diferentes actividades económicas, se ve disminuida por la presencia de las campañas políticas y su conclusión con las votaciones.

Y que se podría pensar, que ahora en estos tiempos al no durar tanto las campañas políticas, la actividad económica de forma inmediata tendría que recuperar su ritmo de desarrollo, como antes lo tenía para continuar con el avance de la sociedad.

PUBLICIDAD

Pero de siempre, esta necesaria forma de rehabilitación económica de la sociedad y sus sectores, nunca se ha presentado de esa forma, porque por principio inicia un proceso de esperanza social, que al llegar los nuevos representantes públicos, las cosas serán mejor.

Noticia Relacionada

PUBLICIDAD

Y por el lado de la actividad económica, se disminuye en un porcentaje importante porque por un lado el avance de la obra pública, como importante factor de desarrollo se ve casi totalmente disminuida y eso impacta a la economía.

De la misma manera, el proceso electoral de forma automática, genera incertidumbre en el interés de los inversionistas y los empresarios, por no saber cuál será el comportamiento futuro de lo que hoy será elegido por la sociedad en las urnas.

Y esto puede ser que haya sido, lo que siempre se ha vivido en el país y sus regiones también cuando se ha tenido procesos electorales internos en los estados, que impactan de forma directa a la actividad económica, la cual tiende a quedarse a la expectativa esperando la resultante del proceso después del proceso electoral.

Esto hace ver, que la vida económica del país y sus regiones, estén todavía en una dependencia casi total del comportamiento de la política y que todavía existe mucho camino por recorrer para pensar que son dos actividades que deben de ir en la sociedad de forma paralela y no en dependencia una de otra.

Y eso probablemente se vea como algo imposible, porque siempre la sociedad ha vivido de esa forma y tratar de despegar esa dependencia de la economía de la política sería erróneo, pero no es así porque la vida de las economías desarrolladas tiene otra forma de hacer avanzar a sus economías, sin una total dependencia de la política, como sucede en México.

Porque si todo se cuantifica, en cualquier situación que se presenta en la sociedad, importante sería cuál será el efecto que se genera al presentarse en los diferentes sectores la intervención de la política en sus actividades productivas.

De la misma forma a que nivel de crecimiento disminuye en los estados y los municipios cuando ven venir el proceso electoral y cuando está presente, conjuntado con el proceso de transición de los puestos públicos, donde se ausenta en gran medida la actividad gubernamental porque la mayoría de las cosas, están dirigidas a lo que viene y no a lo que se necesita.

Si de forma importante se analiza la dinámica de la sociedad en el perfil de su economía, se determinará que existen un importante tiempo de detenimiento del desarrollo y de atención a las necesidades de la sociedad y sus sectores.

Y lo mismo sucede con algunas estructuras de Gobierno, que tienen un importante porcentaje de desmantelamiento porque los responsables, dejan sus posiciones de responsabilidad pública por subirse al proceso electoral y eso va en detrimento del avance de la sociedad.

El plantear la forma de cómo iniciar la separación de lo que es la política, del desarrollo económico de la sociedad en todas sus actividades, debe de ser un tema que se debe de atender, para que la sociedad funcione mejor cada vez, si realmente es lo que se busca.

Se comenta por parte del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), que el crecimiento que se proyecta para el 2021, que es de 6.5%, no será suficiente para hacer que la economía mexicana regrese a los niveles de 2019 y consideran, que será hasta el año 2022 o el 2023, cuando se regrese a los niveles que se tenían hasta antes de la pandemia, pero lo que sí es real, es que ya existe una mejoría en las diferentes actividades... La pandemia que todavía está presente en la sociedad mexicana, aunque sea una casi normalidad social, ha generado que algunos negocios y empresas, retomen sus actividades con recortes de personal y sueldos, pero continúan en el mercado y es ahí donde se debe de apoyar para que continúen... El domingo 6 de junio será el día donde la participación ciudadana tenga una máxima expresión, cuando la sociedad salga de forma importante a elegir a los que serán sus representantes públicos y esa será la única forma de hacer que la sociedad avance de forma satisfactoria para todos los ciudadanos de un Estado y Municipio, es un derecho el hacerlo y también es tiempo de elegir el futuro.