buscar noticiasbuscar noticias

Juego de palabras

que la vida para la mayoría es un camino lleno de confusión y caos, en donde la mayor de las veces no sabemos qué hacer o cómo reaccionar para salir adelante y sentirnos seguros, y en donde no sabemos cómo hacerle para sentirnos plenos como personas y poder disfrutar de este breve espacio de tiempo llamado vida, que va mucho más rápido de lo que queremos sin que quizá nos demos cuenta, y, precisamente, reflexionando sobre estas emociones llegué a dos conclusiones (perdón por la rima), que son: Hacernos a la idea de que el dolor es inevitable y que todo saldrá bien cuando hagamos las cosas simplemente como debe de ser.

Encontré que la mayoría de nuestros malestares surgen porque siempre queremos evitar a como lugar el dolor, cuando eso es imposible. No queremos ver sufrir a nuestros seres queridos, cuando sufrir es una parte fundamental para madurar aun cuando no lo merezcamos. Por otra parte, nos pesa mucho darnos cuenta que nos estamos haciendo viejos, olvidando que la vejez es la forma natural y obligatoria de hacernos humildes.  Nos duele caminar un poco más para llegar a nuestro destino, aún a sabiendas que únicamente con esos pasos extras podremos llegar. Nos impacienta darnos cuenta que no le caemos bien a todo mundo, sin recordar que no somos moneditas de oro para caerle bien a todos y, de serlo, no todos se darían cuenta.

Nos angustia descubrir que el dinero nunca nos alcanza y que aun trabajando más pasa lo mismo, sin tomar en cuenta que los grandes tesoros de la vida sólo se pueden acumular en las arcas del espíritu.

Nos duele darnos cuenta que nuestros sueños se convirtieron en pesadillas y nuestras pesadillas en sueños, y que eso que tanto deseaste llegó a tus manos, pero ni cuenta te has dado hasta ahora. Te hiere voltear a tu lado y descubrir que el tamaño de tu sombra es mayor que la de tu alma, y en lugar de crecer viviendo conscientemente, reniegas de tu suerte. Al final de cuentas, todo ese dolor es lo que un día te liberará por siempre si aprendes a vivir con él.

De igual manera, nuestro mundo se colapsa porque queremos hacer las cosas como queremos y no cómo debemos, es ahí en donde fallamos. Jugamos a ser padres mientras los niños siguen sin entendernos. El policía la hace a ratos de bueno y a ratos de malo. El político, más que el bien común busca el bien propio. El conductor del auto juega a los carritos y si se puede se mete tres tarritos y dos porritos. La mayoría de los maestros no se entienden ni a ellos mismo. El amante juega a las escondidas en el juego de los encuentros. El culto y el poeta buscan, en lugar de hacer más sencillas las cosas, complicar más el entendimiento

 Y, así, podemos irnos de frente enumerando las cosas que nos causan dolor y nos dan pena y de lo que no hacemos como debemos, por omisión o desidia, pero nada se ganaría. Mejor, los invito a quedarnos con este juego de palabras que de algo nos pueden servir: El dolor es inevitable, y lo más valioso es ser y hacer como debe ser. Salud

Debe haber alguna manera de salir de aquí dijo el bufón al ladrónBob Dylan

Jesushuerta3000@hotamil.com